Menú Buscar
Los jóvenes dispuestos a comprar pisos se podrán beneficiar de la ayuda gubernamental / EFE

El impuesto de plusvalía municipal empieza su cambio en el País Vasco

Las diputaciones de Guipúzcoa y Álava, las primeras en aprobar decretos que cambian la forma de calcular el tributo

4 min

La sentencia del Tribunal Constitucional sobre el conocido como impuesto de plusvalía municipal en un caso de Guipúzcoa obligará al Gobierno a cambiar la normativa. Mientras no llega la modificación, las administraciones locales de algunos territorios en los que ha habido fallos en el mismo sentido, ya han reaccionado.

Es el caso de las diputaciones de Guipúzcoa y Álava, en el País Vasco. La primera aprobó el 31 de marzo un decreto que anula el impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana, comúnmente llamado plusvalía municipal, en los casos en los que no existe plusvalía real en la transmisión de una propiedad.

Álava lo hará este miércoles, 12 de abril. El procedimiento será el mismo, aprobar un decreto por el que se cambia el método para calcular el cambio de valor de un terreno desde que pasa a ser propiedad de alguien hasta que deja de serlo, tanto por compraventa, como por sucesión y donación. Es una de las fuentes de ingresos más importantes de los consistorios, que pueden llegar a suponer un 6% del total.

Seguridad jurídica

“Es importante dar seguridad jurídica y evitar un vacío legal tanto para los ayuntamientos como para los contribuyentes”, indica Albert Giralt, socio del despacho Fornesa Abogados. Y es que el procedimiento que han seguido es el de un decreto urgente, ya que el proceso normal podría tardar hasta cuatro meses.

Es precisamente ésta la razón que da el diputado de Hacienda de la Diputación de Álava, José Luis Cimiano, para justificar la medida: “La reforma de la norma es compleja y ha de ser integral, por lo que queremos aprobar cuanto antes este decreto que permita dejar exento el impuesto antes incluso de la aprobación de la norma”. Esto, asegura, se producirá antes de 2018.

Norma estatal

Los demás territorios “esperan una sentencia expresa y que sea el Gobierno central quien cambie la norma estatal”, explica Giralt. De momento, los ciudadanos continúan presentando recursos en base a las sentencias de Guipúzcoa y Álava. Sin embargo, la regulación sigue vigente en los municipios por lo que los ayuntamientos todavía la aplican.

El procedimiento que siga el Gobierno puede ser también por la vía urgente por los mismos motivos: evitar un vacío legal una vez haya una sentencia que todos prevén. De momento, el cambio ya se gesta en el País Vasco.

Solo minusvalías

Tanto la sentencia del Tribunal Constitucional como los primeros decretos en territorios forales sobre el impuesto de plusvalía municipal solo contemplan los casos de minusvalía. Es decir, se tienen en cuenta las situaciones en las que el valor de una propiedad disminuye.

El problema es el cálculo todavía usado en la mayor parte del territorio, que siempre tiene un resultado positivo. Los nuevos decretos establecen un método basado exclusivamente a la diferencia entre el valor de los terrenos en el momento de la adquisición y en el de la transmisión.

Los casos con plusvalías insignificantes, explican fuentes de la Diputación de Álava, no se contemplan. De esta forma, si el impuesto a abonar es mayor que el beneficio obtenido, no se anulará.