Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán / EP

Iberdrola recurre el rechazo político a la compra de PNM y gana tiempo para la fusión

La compañía española acuerda con la norteamericana extender hasta abril de 2023 el pacto para la unión con su filial Avangrid, que daría lugar a un gigante energético en EEUU

4 min

Iberdrola no tira la toalla por su gran operación en EEUU, la compra de PNM Resources. Ambas empresas han presentado un recurso de apelación contra la resolución del organismo regulador del Estado de Nuevo México, que a comienzos del pasado mes diciembre rechazó autorizar la operación debido principalmente al proceso judicial que afecta a Iberdrola en España en el marco del llamado ‘caso Villarejo’.

Además, la compañía que preside Ignacio Galán ha ganado tiempo para llevar a cabo la operación, valorada en algo más de 3.600 millones de dólares, que tiene como destino la creación de una gran empresa del sector en el país mediante la fusión de PNM Resources con Avangrid, filial norteamericana de Iberdrola.

Margen más amplio

Para poder llevarla a cabo, ambas partes han acordado prorrogar la fecha límite para la fusión hasta el mes de abril de 2023, según reza en el comunicado que Iberdrola ha remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNVM). Éste se hace eco de la información que Avangrid ha facilitado a la Comisión de Valores de EEUU (SEC, por sus siglas en inglés).

La extensión del plazo contempla también la posibilidad de prolongarlo adicionalmente tres meses más en el caso de que las partes lo consideraran necesario.

El 'caso Villarejo', clave

La operación, acordada a comienzos de 2021 entre las partes, se vio truncada en diciembre por el rechazo de la Comisión de Regulación Pública de Nuevo México, territorio en el que opera principalmente PNM Resources.

En su argumentación, la mayoría de senadores que componen el organismo regulador aludieron al hecho de que Iberdrola esté inmersa en el proceso judicial que se sigue contra la operativa del excomisario de policía José Manuel Villarejo, acusado de espionaje.

Daño reputacional

La compañía forma parte de una de las piezas separadas del caso que instruye el titular del juzgado número 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García Catellón, ya que, en su día, la empresa contó con los servicios de Cenyt, la sociedad controlada por Villarejo.

Precisamente, el hecho de que el regulador el Estado de Nuevo México tumbara la operación de compra y posterior fusión de PNM Resources llevó a Iberdrola a dirigir un escrito al juzgado para solicitar que se acelerara el proceso de instrucción, dado que su desarrollo está ocasionando evidentes daños reputacionales a la empresa.

Más pleitos

La prueba más evidente es el hecho de que Iberdrola tenga bloqueado su proyecto de fusión en EEUU a falta de que se aclare su situación judicial, mientras pleitea también en los tribunales contra su exempleado José Antonio del Olmo, antiguo ‘controller’ de la energética, al que acusa de sustraer de forma ilegal documentos de la compañía y presentar pruebas manipuladas en el caso Villarejo.

Tras la resolución del regulador de Nuevo México, Iberdrola anunció que analizaría la situación en profundidad para determinar los próximos pasos a seguir, que han sido conocidos en la mañana de este martes.