Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Edificio de la sede de Iberdrola en Madrid  / EP

Iberdrola gana un 18% menos por extras, pero confirma su previsión para 2021

Las cuentas se han visto condicionadas por las subidas fiscales en Reino Unido y los extraordinarios de 2020 por la venta de la participación en Siemens Gamesa

2 min

Iberdrola registró un beneficio neto de 1.531,3 millones de euros en el primer semestre, lo que supone un descenso del 18,4% respecto al mismo periodo de 2020 debido a factores como la ausencia de extraordinarios (frente a las plusvalías del pasado año por la salida del capital de Siemens Gamesa) y, especialmente, por el impacto de la subida fiscal en Reino Unido.

Sin estos elementos, las cuentas de la energética reflejan un incremento del 8,4% en el beneficio neto ajustado, que asciende a 1.844,4 millones de euros. Estas cifras hacen que Iberdrola ratifique sus objetivos para 2021, basados en ganar entre 3.700 y 3.800 millones de euros y repartir un dividendo de 0,44 euros por acción.

Sin salida de caja

La compañía sitúa como una de las claves para explicar estos resultados el incremento experimentado por las inversiones, que se elevaron un 37% en la primera mitad del año, hasta 4.909 millones de euros, básicamente destinados al desarrollo de la cartera renovable de la compañía y a redes inteligentes.

En cuanto al principal impacto negativo en las cuentas, Iberdrola estima que la subida del impuesto de sociedades en Reino Unido, que pasará del 19% al 25%, supone un efecto de 461 millones de euros que, en ningún caso, supone una salida de caja.

Ebitda al alza

Por su parte, la pandemia tuvo un efecto negativo de 96 millones de euros en este periodo. Estas cifras fueron parcialmente compensadas por la reversión del canon hidroeléctrico de los ejercicios 2013 y 2014, que supuso ingresos de 245 millones de euros.

Mientras, el resultado bruto de explotación (Ebitda) de Iberdrola alcanzó los 5.444 millones de euros hasta junio, lo que representa un incremento del 10,2%.