Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Pasajeros apiñados ante un convoy de Cercanías de Renfe durante la huelga de maquinistas / EP

Rodalies circula al 47% por el boicot a los servicios mínimos

Renfe cancela 173 trenes por el incumplimiento de la prestación obligatoria por parte de los maquinistas en huelga

3 min

Rodalies de Barcelona circula hoy al 47% pese a que los servicios mínimos de la huelga de maquinistas de Renfe están fijados en el 85%. El operador ferroviario ha tenido que cancelar 173 trenes por un nuevo boicot de los huelguistas a la prestación mínima en la cuarta jornada de protestas: los trabajadores solo han cumplido la mitad de lo estipulado

Son datos oficiales que Renfe ha trasladado a este medio. La empresa pública ha admitido que opera al 47% pese a que los servicios mínimos de la huelga de maquinistas fijados por el Departamento de Trabajo son del 85% en Barcelona y las cercanías provinciales. La incomparecencia de los maquinistas en sus lugares de trabajo ha forzado a la anulación de 38 convoyes hasta las 6.30; de 112 trenes a media mañana y de 173 hasta mediodía. 

Paro de 24 horas

La cuarta jornada de huelga de los maquinistas de Renfe se centra en un paro de 24 horas, a diferencia del de ayer, que fue por franjas horarias. La protesta ha entrado en su cuarto día y no acabará hasta el próximo martes, 12 de octubre. 

Los ocho días de movilización convocados por el sindicato Semaf pivotan sobre reivindicaciones laborales y la petición de mantener la "integridad" de un ferrocarril público ante un eventual traspaso de la gestión a la Generalitat de Cataluña, algo que Renfe dice que no se ha planteado, por ahora. 

Impacto de 250 millones al día

Lo factual es que la huelga en Rodalies está impactando sobre la economía catalana. Foment del Treball calcula que la protesta está generando una factura de 250 millones de euros al día. 

Cabe recordar que la huelga contribuyó a una jornada negra en los accesos a Barcelona ayer, pues se sumó a la situación de lluvia, que complicó la circulación viaria. Hoy, pese a un cumplimiento incluso menor de los servicios mínimos, la ausencia de precipitaciones ha aliviado la movilidad en la Ciudad Condal y entorno.