Menú Buscar
Varios visitantes fotografían el nuevo terminal plegable de Huawei Mate X en el MWC de Barcelona / EFE

Huawei responde a Google: "Proporcionaremos actualizaciones de seguridad”

El gigante chino asegura que mantendrá los servicios postventa de los 'smartphones', tabletas y otros dispositivos del grupo y de Honor

4 min

Huawei ha intentado mandar un mensaje de tranquilidad a los usuarios de sus dispositivos tras el anuncio de Alphabet, la matriz de Google, de que suspenderá todos los negocios con el gigante chino. Los portavoces del grupo han asegurado que proporcionarán “actualizaciones de seguridad y servicios postventa” a todos sus clientes. Tanto los de su marca principal como los de Honor

“Tanto a los que ya se hayan vendido como a los que siguen en stock en todo el mundo”, ha señalado. Parece ser que la compañía implementará un sistema operativo propio que sustituirá a Android en todos estos dispositivos, tal y como han apuntado fuentes del grupo a la cadena estadounidense CNBC.

Google, Intel y Qualcomm

Esta alternativa está sobre la mesa desde marzo, cuando el director de la división de consumo, Richard Yu, aseguró que el fabricante de dispositivos preparaba su propio software en una entrevista con el diario alemán Die Welt. “Hemos preparado nuestro propio sistema operativo”, manifestó, por si “alguna vez sucediera que ya no podemos usar estos sistemas, estaríamos preparados”.

Yo declaró que este era su “plan B” por si se llegaba a la prohibición del uso de los ecosistemas que de Google y Microsoft en el marco de la batalla comercial entre EEUU y China. La amenaza se ha convertido en una realidad este fin de semana. Alphabet, la matriz de los de Mountain View, comunicó de que cortaba las actualizaciones de Android, Gmail y sus aplicaciones en todos los dispositivos de esta compañía. Intel y Qualcomm se han unido al veto a la empresa de telefonía china.

Argumento de seguridad

Las tecnológicas estadounidenses se escudan en el presunto fallo de seguridad en los sistemas que ha denunciado la administración de Donald Trump. La supuesta existencia de una puerta trasera en los dispositivos de Huawei que los responsables de esta compañía usarían para facilitar información de los usuarios al Gobierno comunista. La multinacional china ha negado esta acusación, mientras que la Unión Europea intenta mantenerse de perfil en la batalla internacional.

Además de activar la vía alternativa, la multinacional china ha recordado la “considerable contribución” al desarrollo de Andorid que ha proporcionado los últimos años. Hasta ahora, ejercía de partner clave en los avances de la plataforma de código abierto que ejerce de alternativa del iOS de Apple. Sus dispositivos móviles son de los más usados en el mundo, un tercio de la población del planeta se conecta a Internet gracias a sus productos, y cualquier cambio en este sentido afectaría a multitud de usuarios.

Otras multinacionales chinas muy potentes en el sector de las telecomunicaciones, como ZTE, también han encendido las alarmas por si su futuro es el mismo que el de sus compatriotas. Por el momento, ni Google ni ninguna otra compañía ha movido ficha.