Menú Buscar
Toni Comín y el Hospital Sagrat Cor de la red de hospitales públicos de Cataluña / CG

El hospital que Comín excluirá de la sanidad pública trabaja un 45% más barato

El Sagrat Cor de Barcelona tiene un coste por paciente muy inferior a centros como Vall d'Hebron o el Clínic

4 min

Uno de los tres hospitales que el consejero catalán de Salud Toni Comín quiere echar del sistema público catalán presta un servicio asistencial un 45% más barato que la media de los centros públicos. El Hospital Universitari Sagrat Cor presenta un coste por alta sanitaria de 4.247 euros, frente a los 7.672 y 7.748 euros de Clínic y Vall d'Hebron, financiados básicamente con el presupuesto público. 

El dato figura en el informe Privatitzación y Mercantilización de la Sanidad Pública en Barcelona, que la alcaldesa de la Ciudad Condal, Ada Colau, presentó el pasado viernes. El documento consigna que el Servei Català de la Salut (SCS) entrega 160 millones al año en derivaciones de pacientes a clínicas y centros privados. No obstante, el dato de coste por alta no figura en la investigación.

Coste por alta sanitaria
Hospitales de referencia en Barcelona
Centro Coste por alta
Clínic Barcelona Hospital Universitari 7.748 euros
Hospital Universitari Vall d'Hebron 7.642 euros
Parc de Salut Mar 7.047 euros
Hospital Sant Pau 7.200 euros
Hospital Universitari Sagrat Cor 4.247 euros
FUENTE: Elaboración propia

Paciente a paciente, los datos muestran que el Sagrat Cor, que Comín quiere excluir del Siscat, sistema de hospitales de Cataluña, tiene un coste por alta hospitalaria de 4.247 euros. La cifra es inferior a la de los cuatro grandes hospitales públicos de Barcelona: Clínic (7.748 euros), Parc de Salut Mar (7.047), Sant Pau (7.200) y Vall d'Hebron (7.642).

Cartera de servicios

Los expertos consultados atribuyen las enormes diferencias de costes a varios factores. "Los centros públicos tratan patologías más complejas, y ofrecen una cartera de servicios no sanitarios más reducida. Además, la cobertura de servicio --días de estancia, número de pruebas-- es menor. Descontada la labor de investigación y formación a nuevos médicos", apunta Gemma Martínez, profesora asociada de la UB y coordinadora del Máster del Paciente Crítico y Emergencias.

Según esta profesional, el dato difiere por la cobertura sanitaria diversa que presentan hospitales públicos y privados. "Si tienes un parto, te atenderán perfectamente en un hospital con o sin ánimo de lucro. En caso de complicaciones, tu caso se derivará a un centro público, ya que requerirá más pruebas. Ello encarece el coste por alta", aclara.

"Menos personal"

Más crítico se muestra el facultativo Antoni Barberà. "Los centros privados emplean a menos personal por planta, y las condiciones laborales y salariales de los trabajadores son manifiestamente peores", argüye.

Según el también miembro de la plataforma Dempeus per la Sanitat Pública, los empleados de clínicas privadas suelen presentar "menos flexibilidad laboral, menos ausencias y menos conciliación laboral y familiar".

"Ideológico"

Un punto de vista diametralmente opuesto manifiestan fuentes sindicales del Hospital Universitari Sagrat Cor. Según estos medios, el coste de que el hospital permanezca en la red pública representa solo el 4% del presupuesto total de la cobertura asistencial en Barcelona ciudad.

El documento presentado por la Comisionada Municipal de Salud, Gemma Tarafa muestra que las hospitalizaciones disminuyen en todos los centros excepto en Sant Pau. Por ello, las estadísticas ponen en tela de juicio la posición de la consejería y del ayuntamiento, desvelando una "posición ideológica" del informe, según los sindicalistas.