Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Fábrica de Hartmann en Mataró (Barcelona) / GOOGLE MAPS

Hartmann reduce sus beneficios brutos un 18% pero confirma su plan de inversiones para 2022

El fabricante de las tiritas recorta sus ventas un 5% por la menor demanda de equipos de protección y la caída de operaciones hospitalarias

3 min

La farmacéutica Hartmann arrastró todavía en 2021 los efectos de la pandemia del Covid-19. El fabricante de las populares tiritas registró un descenso en sus principales cifras financieras debido a la caída de la demanda de desinfectantes y equipos de protección, así como la menor ocupación de camas hospitalarias y operaciones de cirugía. También influyeron los elevados costes de material y de transporte registrados a lo largo del año anterior.

En este contexto, la compañía redujo sus ventas orgánicas el 5,2%, hasta alcanzar los 2.301,8 millones de euros. Por otro lado, los beneficios brutos ajustados (ebitda ajustado) disminuyó el 17,7% situándose en los 240,6 millones de euros, frente a los 292,4 millones de 2020. Sin embargo, estas cifras se mantuvieron dentro del rango de previsiones de la multinacional.

Plan de inversiones

Pese a estas magnitudes, el grupo ha destacado los avances del programa de transformación emprendido en 2019, que tuvo un impacto positivo sobre los resultados del ejercicio anterior. La hoja de ruta de la compañía incluye el lanzamiento de nuevos productos --como apósitos con base de silicona o un sistema inteligente para exminar las heridas presentados en 2021--, la digitalización y fortalecimiento de su comercio ambulatorio e importantes inversiones en la modernización de sus instalaciones.

Cajas de las 'tiritas' Hartmann
Cajas de las 'tiritas' Hartmann / CEDIDA

En total, las inversiones en activos tangibles ascendieron a unos 154 millones de euros el año pasado, una cifra significativamente mayor que la de cursos anteriores. En Cataluña, la empresa cuenta con dos fábricas en Mataró y Montornès del Vallès (Barcelona).

Previsiones para 2022

Para el ejercicio de 2022, Hartmann prevé un descenso moderado de las ventas orgánicas y una disminución del ebitda ajustado en el intervalo de 190 a 230 millones de euros. Como consecuencia de la actual pandemia, esta previsión conlleva un alto grado de incertidumbre a la que se suman los efectos del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania.

Sin embargo, la farmacéutica ha anunciado que mantendrá una política de dividendos continuista. El dividendo propuesto no varió con respecto al año anterior y fue de 8,00 euros por acción.