Menú Buscar
Imagen de los terrenos donde se ubicará el Hard Rock de Tarragona / CG

El Govern vuelve a 'rescatar' el Hard Rock en Tarragona

La Generalitat concede una prórroga de tres meses para construir la ciudad de casinos y ocio: el proyecto se acerca a los dos años de retraso

4 min

El Gobierno catalán ha vuelto a salir al rescate del complejo de juego y hoteles Hard Rock de Tarragona. La Generalitat de Cataluña ha concedido una prórroga de la licencia de tres meses para que la multinacional inicie las obras, que llevan cerca de dos años de retraso.

Según ha informado la Dirección General de Tributos y Juegos hoy miércoles, la ampliación de la ventana de ejecución del permiso se ha aprobado a petición de Hard Rock Hotels & Casinos, la operadora que prometió invertir 2.000 millones de euros en la ciudad lúdica. Lo cierto es que hay dos elementos que muestran el escaso dinamismo del proyecto. Por un lado, que Hard Rock fue la única firma que se presentó al concurso para construir el Centro Recreativo y Turístico (CRT) --el nombre oficial de la instalación-- junto a Port Aventura. Por el otro, la compra de los terrenos a Caixabank por parte de la Generalitat de Cataluña. El Ejecutivo autonómico debía adquirirlos por medio de Incasol, traspasando el coste a la enseña estadounidense. Este paso no se ha dado aún.

Varado

El escenario actual es de parálisis absoluta. El inicio de obras estaba previsto para 2018, pero las máquinas no han entrado aún a las parcelas situadas junto al parque de atracciones. Hard Rock avanzó que acometería los trabajos por fases, elevando primero el hotel y casino. Huelga decir que ello no ha ocurrido. Tampoco ha completado el grupo el hotel familiar que tenía que gestionar junto a la gerencia de Port Aventura, ni tampoco la zona comercial que operaría Value Retail, la propietaria de La Roca Village y Las Rozas Village.

Esta esclerosis se produce pese a que Hard Rock obtuvo el permiso del Gobierno catalán para instalar y explotar el CRT en mayo de 2018. La compañía anunció poco después que el inicio de obras sería a principios de 2020. Los trabajos concluirían con una una intervención sobre 7.595 metros cuadrados dedicados al juego, dos hoteles --uno de ellos en forma de guitarra-- con una superficie de 63.000 metros cuadrados, locales comerciales que totalizarían 15.000 metros cuadrados, restauración en 5.900 metros cuadrados y ocio y entretenimiento en otros 6.000.

La alternativa al fallido Eurovegas

Cabe recordar que el complejo Hard Rock de Tarragona fue una alternativa catalana al fallido proyecto de Eurovegas en Alcorcón (Madrid), ciudad de ocio y juego anunciada por Las Vegas Sands, conglomerado del magnate Sheldon Adelson. La inversión descarriló en 2013, pero por el camino, el Govern, capitaneado entonces por Artur Mas, ya había presentado su respuesta. Anunció primero la construcción de BCN World, un gran complejo de casinos junto a Port Aventura. El promotor privado que acompañaba la inversión, Enrique Bañuelos (Veremonte) se descolgó de la idea en 2015. Caerían después Genting Group, Grup Peralada y Melco.

En paralelo a ello, Hard Rock siguió adelante, pero se aseguró unos terrenos en La Catalana, en Sant Adrià de Besós (Barcelona), para construir un hotel. En este punto sí han entrado las excavadoras. El alojamiento, de cinco estrellas y 504 habitaciones, abrirá en 2022. Lo gestionará Marugal Distinctive Hotel Management y será el primer establecimiento hotelero de la marca en la ciudad condal, replicando el éxito de Tenerife, Ibiza y la futura apertura en Madrid, programada para 2020.