Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Oficina de Hacienda para ayudar en la declaración de la renta / EP

Hacienda devuelve 7.547 millones al cierre de la campaña de la Renta

La Agencia Tributaria ha recibido un incremento del número de solicitudes, la mayoría a través de canales telemáticos por la pandemia

3 min

La Agencia Tributaria ha devuelto 7.547,3 millones de euros a 11.492.000 contribuyentes al cierre de la campaña de la Renta de 2019, según ha informado el organismo que ha detallado el mayor número de solicitudes telemáticas en un contexto marcado por la pandemia de coronavirus.

El número de declaraciones en oficinas se han reducido en un 75% dadas las limitaciones de la alerta sanitaria. Además, los pagos crecen un 4,8% con respecto a las mismas fechas del año pasado, mientras que los importes han crecido un 6,7%.

Incremento de las declaraciones

Hacienda explica que, en línea con lo previsto, la AEAT ha recibido un número de declaraciones mayor que el año anterior, hasta alcanzar las 20.991.000 declaraciones, un 1,9% más. Las declaraciones con solicitud de devolución han llegado a 14.410.000, un 0,24% menos pero representando el 68,6% del total, mientras que aquellas con resultado a ingresar han sumado casi 5.593.000, un 5,2% más.

En el contexto de emergencia sanitaria, la AEAT decidió mantener el inicio de la campaña previsto (1 de abril) para que los contribuyentes pudiesen recibir cuanto antes sus devoluciones y teniendo en cuenta que la gran mayoría de contribuyentes presentan sus declaraciones por internet. En concreto, este año el 93% de declaraciones se ha realizado por vía telemática en esta campaña, frente al 88% del año anterior.

Atención telemática

Hacienda señala que la atención presencial "ha pasado a ser un complemento de la atención personalizada por vía telefónica, por la que un gran número de contribuyentes han optado para evitarse desplazamientos en el especial contexto en que se ha desarrollado la campaña este año.

En paralelo a la Campaña de Renta, se ha desarrollado también la correspondiente al Impuesto sobre el Patrimonio, que debían declarar aquellos contribuyentes con cuota a ingresar (tras aplicar las
correspondientes deducciones y bonificaciones), y también aquellos con cuota a ingresar que el pasado año contaban con bienes y derechos con valor superior a dos millones de euros.