Menú Buscar
Marc Puig, presidente ejecutivo de Puig, en la presentación de resultados de 2017 / CG

Puig se queda a las puertas de los 2.000 millones de facturación

Crece el 28% en los últimos tres años, por sobre de la media del sector, y anuncia que un nuevo plan estratégico para llegar a los 3.000 millones en 2025

3 min

Puig ha cerrado el ejercicio 2017 con una facturación de 1.935 millones de euros, una cifra que supone un hito en la perfumera familiar y lleva a un beneficio neto de 228 millones. Datos que suponen crecer el 8,1% y del 47%, respectivamente. Para el presidente ejecutivo de la firma, Marc Puig, supone un “crecimiento muy positivo” que se queda a las puertas de alcanzar los 2.000 millones de facturación, el reto marcado en el último plan estratégico.

Aunque bromea que si alguien considera que ha incumplido la hoja de ruta por los 65 millones que le restan para alcanzar esta meta, “se encontrará ante si a un señor muy enfadado”. “Hemos mejorado las ratios de rentabilidad”, indica, “y nuestro crecimiento en tres años ha sido del 28%, muy superior a la media del sector y en línea a lo que queríamos llegar”.

Cambio del consumo

Todo ello, en un momento de grandes cambios en el consumo. “Nunca había visto cambios de esta magnitud en toda mi carrera profesional”, ha indicado. Nuevos retos como la digitalización o las nuevas experiencias para los compradores, a la que dirigen su nueva estrategia centrada en la innovación y las nuevas tecnologías.

En magnitudes económicas, Puig lanza un nuevo plan estratégico con el gran reto de alcanzar los 3.000 millones de facturación en 2025. Marcan un crecimiento más contenido que en el último tres años pero con el mismo objetivo de “crecer el doble del mercado siendo capaz de interpretar y proponer estas innovaciones”.

Licencia de Louboutin

Para llegar a esta cifra, abren la puerta a nuevas operaciones corporativas y a ampliar su porfolio actuar con acuerdos como los que han cerrado en los que llevamos de ejercicio. La firma de una nueva licencia con Christian Louboutin, el famoso zapatero de las suelas rojas, para “ampliar su oferta con nuevas fragancias”.

Para el ejercicio que acaba de empezar, Puig espera un “crecimiento a perímetro constante por que supere el 5%”. Aunque por la fortaleza del euro sobre el dólar y la entrada en vigor de las “nuevas normas contables internacionales IFRA que nos obliga a modificar las formas de reportar algunos gastos asociados” lastrarán las ventas netas hasta cerrar con una “facturación plana”.

Puig consigue el 85% de sus ingresos fuera de España y da empleo a 4.472 personas. El 39% de ellos trabaja en la red nacional. Sus centros productivos están desplegados en España y Francia.

Destacadas en Business