Menú Buscar
Una autopista de peaje gestionada por Abertis / EUROPA PRESS

Nuevo golpe a Abertis: Italia prepara la cancelación de las concesiones de Atlantia

El país transalpino revocará las licencias a la filial del grupo, Autostrade, por la caída del puente Morandi en Génova

3 min

El Gobierno de Italia ha iniciado los trámites para revocar las concesiones adjudicadas a Autostrade per l’Italia, filial de Atlantia --propietaria de la española Abertis--, según ha comunicado el líder del Movimiento 5 Estrellas (M5S) y ministros de Exteriores de Italia, Luigi Di Maio. La cancelación tiene lugar por la acusación que el partido ha realizado contra la compañía de ser responsable de la caída del puente Morandi de Génova en agosto de 2018.

"Finalmente, se inicia un camino para algunas infraestructuras italianas, pero también en general, que nos permitirá revocar las concesiones a los Benetton", ha señalado Di Maio. La familia Benetton es propietaria de Atlantia, que a su vez cuenta con el 50% más uno de las acciones de Abertis, mientras que el resto del capital está en manos de ACS, compañía de Florentino Pérez.

Caída en Bolsa

"Aquellos que se escandalizaron con el desplome de las acciones de Atlantia no lo hicieron tanto cuando colapsó el puente Morandi", ha añadido Di Maio, que ha asegurado que los empleados de la compañía “estarán protegidos”: “Más bien se perderán las ganancias de los Benetton”.

Italia aprobó el pasado diciembre un decreto para acelerar la revocación y reducir el coste por indemnizaciones que debe asumir el Estado en supuestos de rescición de contratos de concesión de autopistas. No obstante, la medida aún debe ser ratificada por el Parlamento.

Primer operador en Italia

Atlantia, a través de Autostrate per l’Italia, es el primer operador de autopistas de peaje del país con un total de 3.255 kilómetros en cartera. La compañía decidió en noviembre no repartir dividendos con cargo a las cuentas de 2019 por las “incertidumbres” que afronta tras el desplome del puente Morandi, en el que murieron 43 personas, y las informaciones que apuntan a irregularidades en los datos sobre el mantenimiento de estas infraestructuras.

Así las cosas, Atlantia, cuyo consejero delegado, Giovanni Castellucci, dimitió el pasado septiembre, se encuentra en un momento complicado por la pérdida de negocio internacional. La retirada de las concesiones en Italia se suma al fin de la gestión en España de las autopistas AP7 y AP4 desde el 1 de enero de 2020, que supusieron una facturación conjunta de 165 millones de euros en 2018.