Menú Buscar
Fátima Báñez, ministra de Empleo y Seguridad Social, expone a los agentes sociales su propuesta de nueva modalidad de contratos. A Pepe Álvarez (UGT, 2i), Unai Sordo (CCOO, 1i), Juan Rosell (CEOE, 2d) y Antonio Garamendi (Cepyme, 1d) / CG

El Gobierno propone limitar los contratos temporales

Báñez informa a los agentes sociales que quiere reducir a tres las modalidades de altas e implementar bonificaciones a las empresas que apuesten por la estabilidad en el empleo

19.09.2017 19:06 h.
4 min

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha propuesto este martes a los agentes sociales una simplificación de las tipologías contractuales de España. El Gobierno quiere que las empresas sólo puedan aplicar un modelo indefinido, una temporal con indemnización creciente y uno de formación. Acaba con el contarto indefinido a tiempo parcial, una alta que incluía también parcialidad.

Para fomentar la estabilidad en el empleo, una de las lacras de las nuevas contrataciones post-crisis, el Gobierno apuesta por un sistema de bonificaciones empresariales. Mejoraría las cotizaciones a las compañías que apuesten por mantener a sus plantillas y penalizaría a las que abusan de la contratación temporal y la rotación laboral. El sistema bonus-malus.

Indemnizaciones proporcionales

La ministra ha recordado a los presidentes de CEOE y Cepyme, Juan Rosell y Antonio Garamendi, y a los secretarios generales de CCOO y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez, que ambas iniciativas formaban parte del pacto de Gobierno con Ciudadanos. Pero están abiertas a mejoras de las patronales y sindicatos.

El acuerdo de legislatura que se firmó con Albert Rivera fijaba también una indemnización creciente par a los contratos temporales. De 12 días en el primer año, de 16 en el segundo y las equipara a los 20 días a partir del tercer ejercicio. Otro de los temas que se abordarán en los próximos meses en negociación colectiva.

Calendario de debate

Ya se ha fijado un calendario de trabajo para los próximos meses. El objetivo del Gobierno es alcanzar un acuerdo antes de que termine el año como mínimo de las líneas generales del nuevo modelo de contratación.

Detalles como el programa de protección por desempleo que también se abordarán en esta negociación colectiva llevarán más tiempo porque también se deben debatir con las comunidades autónomas. En el mismo diálogo se incluirá la revisión de todo el sistema de bonificaciones que existen en materia laboral.

Se abordará, asimismo, las actuaciones de la Inspección de Trabajo contra el fraude en la contratación; cómo mejorar la igualdad de género a través de las tablas de clasificación profesionales; o la racionalización de los horarios laborales.

Revalorización del salario mínimo

La revalorización de Salario Mínimo Interprofesional (SMI) para 2018 es otra de las cuestiones que se abordará en los próximos tres meses.

Los sindicatos han mostrado su interés a entrar en los debates cuanto antes. Sordo y Álvarez han expresado su voluntad de negociar. Rosell, por su parte, ha asegurado que la reducción de la tipología de contrataciones es una buena iniciativa que se debe “estudiar” y aplaude cualquier medida que sirva para reducir las cotizaciones.