Menú Buscar
Gerard Duelo, nuevo presidente del Colegio de API de Barcelona / CG

Gerard Duelo se convierte en el nuevo presidente de los API de Barcelona

Su candidatura continuista se impone al renovador Francesc Quintana en unos comicios muy reñidos en los que han participado 460 personas

29.11.2018 22:05 h.
4 min

El Colegio de API de Barcelona estará presidido los próximos cuatro años por Gerard Duelo, el candidato que ha ido de la mano de su predecesor en el cargo, Joan Ollé. En unas elecciones muy disputadas que se han celebrado este jueves se ha impuesto por la mínima a Francesc Quintana, el inmobiliario que promovía una propuesta renovadora para la organización.

Un total de 1.000 profesionales del sector estaban llamados a las urnas y la participación ha alcanzado las 460 personas, una cifra muy alta en comparación con anteriores comicios en el colegio profesional. Las elecciones han sido en esta ocasión más reñidas que nunca por el entorno en el que se han celebrado.

Nueva junta

La organización venía de un proceso complejo que acabó con Ollé y con el resto de los miembros de su junta inhabilitados. Así lo decidió el Tribunal Supremo en la última sentencia que se remonta a 2010, cuando el colegio catalán decidió separase del Consejo General de API. Por este motivo el hasta ahora presidente no podía optar a la reelección del cargo y pactó con Duelo, uno de sus colaboradores próximos.

La inhabilitación ha impedido una renovación total del equipo que encabezará ahora el colegio profesional provincial. El vicepresidente de GD Brokers se ha rodeado de una junta de gobierno formado por Joan Bou, Ramón Soler, Raisa Venermo, Jaume Jorquera, Martín Casao, Javier Bourgeois, Juan José Aguilera, Héctor García, Jaume Diez, Esther Miret y Joana Vidal.

Pulso con el Consejo General

Dispone de cuatro años para poner en marcha las 45 directrices que formaban parte de su programa electoral. Se fijó como objetivo prioritario “recuperar el orgullo del colegiado” y “despolitizar el ambiente”, dos cuestiones centrales en una organización que ha sido acusada de falta de transparencia y que se significó de forma abierta a favor del independentismo en el momento álgido del procés.

En cuanto al pulso con el Consejo General, Duelo aseguró que pensaba participar en la institución estatal “con respeto, pero haciendo hacer valer nuestra posición diferencial”. Una de las primeras cuestiones que deberá atender es la polémica por la devolución de las cuotas que se han dejado de abonar desde 2010.

Fiscalización de la actividad

Ollé ha asegurado que el colegio de Barcelona tiene consignadas todas las aportaciones a la entidad estatal y los intereses de demora que se deberán sufragar, pero aún no se han liquidado al no existir un mandato judicial específico que lo pidiera. El nuevo presidente de los API deberá decidir si continúa con la pugna o abre un nuevo capítulo en la organización.

Su actuación en el equipo de gobierno será más fiscalizada que nunca. Quintana y los miembros de la candidatura que han enervado la bandera de la renovación prometen participar activamente en todas las decisiones estratégicas que se tomen en el Colegio de API de Barcelona. No se desvincularán de la entidad.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información