Menú Buscar

La Generalitat promete renovar las cámaras de comercio catalanas antes de junio

Chacón ratifica ante los 13 presidentes que el Gobierno premiará el voto electrónico y que eliminará el sistema electoral por correo

La consejera de Empresa y Conocimiento, Àngels Chacón (c), junto a los 13 presidentes de las cámaras de comercio de Cataluña / GENCAT
05.12.2018 13:52 h.
5 min

La consejera de Empresa y Conocimiento, Àngels Chacón, se ha comprometido ante los 13 presidentes de las Cámaras de Comercio de Cataluña este miércoles a convocar sus elecciones antes de que termine el año. La Generalitat ha asegurado que intentará cumplir con el calendario estatal, que permite celebrarlas hasta el 31 de marzo. De esta forma, las organizaciones de dinamización empresarial estarán renovadas antes de junio.

El Gobierno catalán se resiste a detallar la fecha concreta en que tendrán lugar los comicios. Cabe tener en cuenta que el proceso nace viciado. Un elector ha presentado un recurso para impugnar el norma en que se marcan las reglas de juego que pone en duda su celebración. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) deberá analizar si existen los incumplimientos que se señala en la demanda, además de pronunciarse sobre las medidas cautelares que se solicitan.

Dudas sobre el voto electrónico

Los magistrados de la sección quinta de lo Contencioso Administrativo dispone de cierto margen temporal para atender o no la demanda de que se paralice el proceso hasta que no se resuelva el conflicto judicial. El problema en las elecciones camerales catalanas es que el Govern impulsa un nuevo sistema de votación electrónica. Algo que ha sido rechazado de frente por las instituciones ante las dudas que genera.

Tampoco se aplaude que sea el Consejo General de Cámaras de Comercio el que tenga que asumir el coste de habilitar esta plataforma de votación. Lo hará mediante un concurso público que, según la Generalitat, ya ha sido convocado.

La auditoría de la Generalitat

En el reparto de tareas que se ha impulsado desde la consejería, el papel de la Generalitat se limita a licitar una auditoría para verificar la “corrección y transparencia” del proceso. Se confía en que el trabajo que realice sirva para disipar los fantasmas de un ataque informático o de la usurpación de la identidad de los electores, algunos de los temores que han expresado los electores.

La consejera de Empresa, Àngels Chacón, y la secretaria general, Marta Felipe, junto a los 13 presidentes de cámaras de comercio catalanas / GENCAT

La consejera de Empresa, Àngels Chacón, y la secretaria general, Marta Felipe, junto a los 13 presidentes de cámaras de comercio catalanas / GENCAT

También considera que es un método que le protegerá ante posibles impugnaciones futuras de los resultados. Chacón ha explicado en el encuentro con los presidentes de las cámaras catalanas que están a punto de publicar este concurso público.

Sin voto por correo

Respecto al voto electrónico, la consejera ha dejado claro a los presidentes que este será el único sistema del que dispondrán el día de las elecciones. Los 682.000 electores potenciales podrán usar la plataforma digital de forma presencial o remota y se entierra el voto por correo. Otro punto polémico del proceso que se dicta desde la Generalitat.

Chacón ha defendido una apuesta en aras de simplificar los procesos de elección directa. En línea con esta decisión, también se eliminará la tarjeta censal de las compañías. Otro elemento que para el Gobierno catalán desalienta la participación.

Participación

La consejera ha criticado que en las últimas elecciones camerales, las que se celebraron en 2010, “votó menos del 2% del censo”. Basa en esta baja participación --fruto de un proceso judicial que eliminó el 85% del voto por correo-- sus iniciativas electorales.

Con todo, las dudas sobre la pulcritud del proceso electoral persisten. Las elecciones a las cámaras de comercio que convocarán en las próximas semanas no serán precisamente tranquilas.

Cuatro candidatos en Barcelona

Serán especialmente concurridas en Barcelona, donde cuatro candidatos se disputan la silla de Miquel Valls. El Gobierno catalán apoya a Enric Crous, el candidato que ha sido impulsado por Femcat y que cuenta con el visto bueno de los sectores independentistas de la organización. Competirá con el banquero Carles Tusquets, cuya apuesta ha sido bendecida por actual dirección de la institución empresarial; el abogado Ramón Masià y el Josep María Torres, que mantiene un perfil bajo.

También ha participado en la reunión la secretaria general de Empresa y Conocimiento, Marta Felip. Este cargo de confianza de PDeCAT es la que gestiona de forma más directa los avances de los comicios.

¿Quiere hacer un comentario?