Menú Buscar
Mikhail Fridman, el nuevo propietario de Dia

El magnate ruso Fridman maniobra para quedarse con Dia por ‘solo’ 2.000 millones

Pagó 460 millones por el 15%, abonará 185 por otro 10% y presiona, junto a Goldman Sachs, para que el 75% restante no suba de 1.400 millones. Hace un año Dia valía 3.700 millones, un 45% más

21.06.2018 00:00 h.
5 min

La hoja de ruta del inversor ruso Mikhail Fridman para quedarse con Dia --la cadena de distribución que todavía preside Ana Maria Llopis-- se sigue cumpliendo a pies juntillas. Busca, junto al banco de inversión estadounidense Goldman Sachs, que la previsible compra de la multinacional española le salga lo más barata posible.

Cuando el magnate de origen ucraniano irrumpió en Dia, en julio de 2017, la empresa valía 3.734 millones con la acción a 6 euros. Hoy apenas 1.670, con los títulos en los 2,67 euros en que cerraba este miércoles. Y si fructifica la estrategia seguida por ambos socios --Fridman y Goldman--, a través del contrato colateral suscrito entre ambos, se hará todo lo posible para que, en el momento de lanzar una OPA, Dia capitalice en torno a 1.500 millones. O lo que es lo mismo, que los títulos bajen de 2,5 euros.

A por el 100%

De momento, por el 15% que ya ostenta, Fridman pagaba, entre julio de 2017 y enero de 2018, unos 460 millones. En noviembre está previsto que ejerza la opción de compra por otro 10%, por el que abonará otros 185 millones. A partir de aquí, para tomar el control del 75% restante, el magnate baraja pagar entre 1.200 y 1.400 millones, con lo que se quedaría con Dia por una horquilla de entre 1.800 y 2.000 millones.

Hasta llegar a ese punto, en el que Fridman ponga el dinero para quedarse con la empresa, el magnate --en virtud de acuerdo colateral que tiene con Goldman Sachs-- el objetivo es que Dia valga cada vez menos, de cara a que el control de la empresa salga lo más asequible posible.

Se trata, en definitiva, como ya ocurriera entre julio de 2017 y enero de 2018, que la acción de Dia esté bajo control. En ese periodo, Goldman Sachs, con la firma de mil y un contratos de instrumentos financieros, lograba que la acción de la empresa no superara el umbral de los 5 euros. Ahora, la estrategia es la misma, pero en lugar de esos 5 euros esa barrera se ha situado en los 3 euros.

Goldman Sachs, otra vez con el 14%

Y, como entonces, el banco estadounidense vuelve a convertirse, de manera puntual, en el segundo máximo accionista de Dia, como albacea de Fridman. En estos momentos, tras firmar más de 40 contratos de opciones de compra de acciones, aglutina casi el 14% del capital de la cadena de distribución. Un 4% más de lo que el magnate ruso necesita, en virtud del acuerdo colateral firmado con Goldman, y que le colocaría con un potencial 29% de Dia, a tiro de piedra de verse en la obligación de lanzar una OPA.

Un paquete de más de 87 millones de acciones que sirven a Goldman para ganar dinero por dos vías. La que le llega por ese acuerdo con Fridman, a través de su patrimonial --la luxemburguesa Letterone--, y el que percibe por los contratos de préstamo de acciones a los inversores bajistas.

La especulación acapara el 17% 

Operaciones que han vuelto a subir de nuevo de manera notable las posiciones cortas en Dia. Todavía lejos del 25% que se alcanzaban hace un año --poco antes de que Fridman anunciara la compra del 10% de Dia--, pero muy por encima del nivel que estas operaciones especulativas acreditaban hace unos meses.

En estos momentos, a la espera de que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) actualice las posiciones cortas en los valores de la bolsa española el próximo viernes, Dia acumula un 17% de su capital en poder de estos fondos que solo buscan el beneficio rápido de recibir estas acciones a préstamo, para venderlas y comprarlas a un precio inferior antes de devolverlas a su propietario. En este caso, Goldman Sachs, que actúa como albacea de los títulos antes de traspasarlos a Mikhail Fridman.

Mientras tanto, a nivel operativo, está a punto de finalizar el primer semestre del ejercicio 2018, y las expectativas no son muy buenas. Tras caer el beneficio casi un 27% entre enero y marzo, por debajo de 29 millones, por la depreciación de los tipos de cambio en Brasil y Argentina, el rescate de la economía del país presidido por Mauricio Macri por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI) no va a ayudar a mejorar estas cifras. Todo lo contrario. Dia recibe el 16% de sus ingresos de Argentina, y en lo que llevamos de junio el peso se ha devaluado más de un 13%.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información