Menú Buscar
Aplicación de Uber / UBER

Fiscalía inicia diligencias contra Uber por fraude

La denuncia realizada por 'Tito' Álvarez ante la Audiencia Nacional pone en marcha una investigación jucidial contra la empresa de VTC

3 min

La Fiscalía de Delitos Económicos de Madrid activará las diligencias para llevar a cabo una investigación contra Uber por presuntos delitos de fraude y falsedad documental. La institución judicial ha aceptado la demanda que interpuso en mayo el impulsor de Taxi Project, Alberto Tito Álvarez, ante la Audiencia Nacional.

Esta asociación del sector taxista, con la colaboración legal del despacho de abogados Vosseler, enviaron al tribunal nacional un informe pericial que defendía que Uber estaría basando su estrategia empresarial en "la evasión fiscal". Álvarez aseguró, dio a conocer dicha denuncia, que la empresa de movilidad a través de licencias VTC "se sirve de un entramado societario con ánimo defraudatorio para eludir el pago del IVA en España".

Uber: ¿grupo empresarial o negocio único?

El informe pericial encargado por Taxi Project considera que "todas las sociedades relacionadas con Uber constituyen una única empresa real" aunque, en la práctica, actúen "bajo la apariencia de un falso grupo constituido con el objetivo de defraudar la ley", al canalizar los ingresos de su negocio hacia paraísos fiscales.

Los taxistas aseguran que se compone de una compleja estructura societaria que le permite defraudar a Hacienda a través de la exención de impuestos, la obtención de devoluciones y otros beneficios fiscales. Según Sergi Cutillas, el economista de la cooperativa Ekona que ha realizado el estudio pericial sobre Uber, en 2018 la compañía defraudó al fisco 5,1 millones en concepto de IVA. Este impuesto lo pagan directamente los taxistas por régimen simplificado, mientras que Cutillas sostiene que debería ser Uber quien recaudara y declarara este impuesto por régimen general

Los taxistas de Uber pagan el IVA

El informe detalla que Uber Systems Spain, la filial de la compañía en España, solo recibe el dinero suficiente para cubrir los costes mínimos de funcionamiento, a pesar de realizar actividades estructurales esenciales para el grupo sobre el terreno. Sostiene que su cuenta de resultados "no refleja la realidad de la actividad del grupo Uber en España, por lo que prácticamente no paga impuestos a Hacienda, dado que sus beneficios declarados son casi inexistentes".

En el ejercicio 2018, apunta el informe, la compañía declaró unos ingresos de 16,7 millones y un beneficio de poco más de cerca de 980.000, abonando 325.380 euros en concepto de Impuesto de Sociedades. "Es vergonzoso que estas empresas actúen con total impunidad y destrocen nuestro sistema productivo y vacíen las arcas del Estado", ha afirmado Tito Álvarez.