Menú Buscar
José María Pujol (d) y Xavier Pujol (i), presidente y consejero delegado de Ficosa, y la entrada de la sede central del grupo en Viladecavalls (Barcelona) / FOTOMONTAJE DE CG

Los dueños de Ficosa repatrían su capital en Curazao

La familia Pujol explica que ha emprendido una reestructuración de las sociedades que giran alrededor del grupo de componentes de la automoción

04.02.2017 00:00 h.
4 min

Los dueños de Ficosa, la familia Pujol, han emprendido una reorganización de la estructura societaria con la que controlan el grupo de componentes de la automoción participado por Panasonic. Esta política también ha afectado a los vehículos de inversión que habían creado hace casi 30 años en la Antillas Holandesas.

Esto ha propiciado que, desde finales de enero, la empresa Medes NV abandonase la isla de Curazao para ubicarse en el número 98 de Gran Vía Carlos III de Barcelona, la sede administrativa de Ficosa. Los más de 619.000 euros de capital base se han traspasado desde América del Sur a una compañía que se creó ad hoc con el nombre Medes Investment Capital.

Negocio en las Antillas Holandesas

Josep Maria Pujol Artigas, el presidente del grupo y patriarca, es su único socio. Se trata de una instrumental que se creó de forma paralela a Ficosa Investments BV y que, a la vez, tenía parte del capital de ésta, señalan fuentes cercanas a la familia. Esa empresa era la tenedora del 8,57% del grupo de componentes de la automoción y también se repatrió a principios de año a Barcelona.

Curazao es un territorio cuestionado por la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) por su transparencia mercantil y fiscal. La promesa de sus autoridades de mejorar el intercambio de información le hicieron salir de la lista de paraísos fiscales del organismo internacional.

Los portavoces de Ficosa explican que el objetivo de la operación societaria es reducir el número de filiales en las que se divide el capital del grupo o el patrimonio asociado. Además de simplificar, se pretende modernizar el organigrama fiscal original.

Entrada de Panasonic al capital

Desvinculan los movimientos de la historia reciente del grupo. Mantienen que no es consecuencia del enfrentamiento que mantuvieron durante años las dos familias fundadoras --los Pujol y sus primos hermanos, los Tarragó-- ni de la entrada en el capital de Panasonic en julio de 2015 para salvar la difícil situación de la compañía con un espaldarazo en el patrimonio.

El gigante japonés puso el punto y final a la batalla en el accionariado de la compañía. La operación estará viva hasta el 31 de diciembre de 2018 e implica también a la Generalitat. Por ahora, Panasonic controla el 49% del capital de la holding, Ficosa Internacional, y el 51% restante está en manos de Ficosa Inversiones. Ésta, a su vez, está participada en un 59% por los Pujol y el 41% es capital de la empresa pública Avança.

20% de capital público

El Gobierno catalán controla de forma indirecta el 20% de la principal empresa de la firma de componentes de automoción y se ha comprometido a quedarse en el patrimonio del grupo hasta finales del próximo año. En ese momento colocará su paquete accionarial. El gigante nipón tiene una opción de compra preferente.

Ficosa Internacional consolidó unos beneficios de 9,9 millones de euros en el cierre de 2015. El importe neto de la cifra de negocios de ese ejercicio alcanzó los 1.112 millones.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información