Menú Buscar
Isidro Fainé a su llegada al 15º congreso de la CEDE.

Fainé: "La esperanza es activa, el optimismo, pasivo"

El presidente de Caixabank clausura el 15º congreso de la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos

Redacción
2 min

La esperanza es más eficaz que el optimismo, porque tenerla no es contemplativo sino que con ella se contribuye a que las cosas sean mejores, mientras que con el optimismo abrazamos la idea de que las cosas irán a mejor. “La esperanza es activa, y el optimismo, pasivo”.

Con estas palabras ha cerrado Isidro Fainé el 15º congreso de la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos (CEDE), una organización a la que pertenecen 153.000 directivos de toda España, 1.100 de los cuales han asistido a la jornada.

El empresario como motor

El presidente de Caixabank, que ha reivindicado el papel de los directivos en la actividad y su crecimiento, ha subrayado no obstante que el motor de una economía libre y próspera es el emprendedor.

“El poder creador del riesgo por parte de los emprendedores es inmenso”, ha señalado. Porque, precisamente, la evolución que generan los emprendedores es el cambio, que en realidad no es una excepción, sino una regla constante en la vida.

Pese a vivir en la era de la digitalización y globalización, los viejos principios --las verdades de cada día-- están más vigentes que nunca, ha asegurado Fainé. El respeto por los demás y el contacto directo, pese a la tecnología, resume el aspecto más personal de ese decálogo, que podría definirse con la frase de Steve Jobs en la que decía que la “creatividad surge en las reuniones espontáneas y en las discusiones imprevistas”.