Menú Buscar
El 28A amenaza con paralizar los contratos de Adif y Renfe con los que soñaban los fabricantes de trenes

Los fabricantes de trenes se disputan un contrato de 168 millones de Adif

Las elecciones del 28A pueden condicionar la licitación de otros grandes suministros, enmarcados en el plan de inversión de Renfe de 3.000 millones de euros

17.02.2019 18:09 h.
3 min

 

CAF, Alstom, Siemens, Talgo y Bombardier se han puesto las pilas. En unos días se iniciará la puja por la cascada de pedidos de trenes anunciados para esta primera mitad del año. El primero de ellos, el contrato de suministro de 22 locomotoras AVE para Adif, estimado en 167,8 millones de euros. El primer pedido de material rodante que se lanza en España en cinco años.

Todos estos fabricantes tienen de plazo hasta el próximo 26 de febrero para, en su caso, presentar sus ofertas para hacerse con el contrato de locomotoras de Adif. El pedido supone el suministro y posterior mantenimiento durante once años de 22 locomotoras capaces de circular por las vías del AVE y de alcanzar una velocidad de hasta 160 kilómetros por hora.

Los vehículos tendrán tracción mixta, tanto diésel como eléctrica, y los sistemas de seguridad ERTMS y ASFA. Adif los empleará para sus habituales labores de exploración de líneas, mantenimiento y quitanieves, entre otras.

Las elecciones pueden condicionar

En paralelo, todos estos fabricantes analizan también los pliegos del primero de los contratos de compra de trenes que Renfe, si el nuevo proceso electoral no lo interrumpe, pondrá en marcha en esta primera mitad del año.

Este primer contrato, ya lanzado formalmente, comprende la compra de 31 trenes de vía estrecha y de seis de Cercanías, y su mantenimiento por un importe de 398 millones de euros. En este caso, la industria ferroviaria tiene de plazo hasta el 14 de marzo para presentar ofertas a todo el contrato, o a alguno de sus dos lotes.

Más de 3.000 millones en liza

Renfe ha anunciado que lanzará sucesivamente en los próximos meses el resto de contratos comprendidos en el marco del plan de compra de material rodante de 3.000 millones que incluye su nuevo plan estratégico.

Esta inversión se centrará en Cercanías y Media Distancia (regionales), trenes considerados de servicio público, que cuentan con subvención pública, y que la operadora seguirá prestando en monopolio al menos diez años más, con lo que, por tanto, no afrontarán la entrada de competencia prevista a partir de diciembre de 2020.

En concreto, se comprarán trenes de Cercanías tanto de "gran capacidad" para las Cercanías de Madrid, como convencionales, además de locomotoras, trenes de Media Distancia y trenes 'híbridos', los que pueden circular por líneas que combinan tramos de vía electrificada y no electrificada, para destinarlos a Extremadura, Aragón y otras comunidades.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información