Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Detalle de la sede de Enagás, en Madrid / EP

Enagás gana un 22% menos hasta marzo y mantiene previsiones y dividendo

Las cuentas del gestor del sistema de transporte gasista en España se han visto impactadas por los recortes del nuevo sistema regulatorio, ya contemplado en las estimaciones para 2021

3 min

Enagás concluyó el primer trimestre de 2021 con un beneficio de 92,9 millones de euros, lo que supone un descenso del 22% en relación con el periodo enero-marzo del ejercicio anterior. El principal impacto en las cuentas del gestor del sistema de transporte de gas en España ha sido la disminución de sus ingresos regulados por la entrada en vigor del nuevo marco regulatorio, por lo que la compañía mantiene su previsión para fin de año tanto de resultados como de dividendo.

En concreto, los ingresos totales de la empresa gasista disminuyeron un 15,1%, hasta 240,6 millones. Cerca del 80% de este recorte se debe a la menor retribución a las actividades reguladas contemplada en el nuevo marco tarifario aprobado en su día por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y que ha entrado en vigor a partir de enero.

Compensación parcial

El descenso tan sólo ha podido ser compensado parcialmente por factores como el incremento del 41% de las aportaciones de las compañías participadas (principalmente Tallgrass y Trans Adriatic Pipeline, ésta última por primera vez desde su entrada en operación) y también de los dividendos de la norteamericana.

La compañía señala que los resultados del primer trimestre están en línea con sus previsiones, que marcan como objetivo alcanzar un beneficio de 380 millones de euros al cierre de 2021. El consejo propondrá a la junta de accionistas el reparto de un dividendo de 1,68 euros por acción, lo que supone una subida del 5%, también según lo presupuestado en el plan estratégico de Enagás.

Deuda estable

Otro capítulo que ha evolucionado de forma positiva ha sido el del flujo procedente de operaciones, que ha elevado un 5,6%, hasta 187,1 millones de euros, principalmente gracias a los dividendos de las participadas.

La deuda neta se situó al cierre del primer trimestre en 4.277 millones de euros, sin apenas cambios respecto al mismo periodo de 2020, con una ratio en relación al resultado bruto de explotación (Ebitda) de 4,9 veces y un coste medio del 1,8%, una décima por debajo del dato registrado hace doce meses.

Alianza de Tallgrass

Por otra parte, su participada Tallgrass ha anunciado una alianza con Bridger Pipeline (filial del grupo True Companies), en una operación que refuerza a la energética estadounidense para alcanzar sus objetivos globales para el periodo 2021-2026, con un incremento de la capacidad contratada en Pony Express Pipeline y una mayor diversificación del acceso a cuencas de producción.

En la presentación de resultados a los analistas, la compañía ha precisado que la operación no está aún cerrada, por lo que no ha precisado detalles sobre la operación.