Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una mujer con una de las camisetas antimosquitos / STINGBYE

Una empresa catalana crea camisetas antimosquitos

Stingbye desarrolla un tejido sintético que repele los mosquitos y previene sus picaduras, actuando como barrera protectora de enfermedades

Esther Figueroa
6 min

El verano significa largas vacaciones, ratos libres en la playa o la piscina y nuevas experiencias, pero también mosquitos. Estos insectos son una de las principales preocupaciones que existen durante la época veraniega.

Pero a partir de ahora no serán un problema nunca más porque llegan prendas de ropa que ayudan a repeler los mosquitos, gracias a la marca Stingbye. La compañía catalana cuenta con una gran variedad de productos (camisetas, gomas de pelo, pantalones, calcetines, foulards...) para prevenir las picaduras de los insectos, especialmente de los mosquitos.

Protección contra enfermedades

Según estimaciones científicas, los insectos infectan a una de cada seis personas con enfermedades transmitidas mediante picaduras o mordeduras. “Vimos que en muchos países del mundo, los mosquitos eran algo muy peligroso y decidimos hacer una camiseta antimosquitos”, explica Silvia Oviedo, creadora de la marca Stingbye.

Las prendas actúan como barrera protectora de enfermedades como el Lyme y otras más presentes fuera de España como el virus del dengue, la malaria, la fiebre amarilla o el Zika.

Nueva formulación

La marca catalana, que nació en el 2016, ha pasado por diferentes períodos e, incluso, ha estado durante un tiempo parada sin realizar ningún tipo de producción. “Este año hemos vuelto a empezar de nuevo con una nueva formulación de nuestras prendas y la reacción de la gente está siendo espectacular”, explica Oviedo. Esta nueva formulación se basa en la utilización de un principio activo basado en un repelente sintético y un tratamiento antibacteriano, lo que convierte sus tejidos en una barrera eficaz contra las picaduras e, incluso, bloquea las ganas de picar de cualquier insecto.

Su especial formulación en elaborar los tejidos garantiza, a través de certificaciones de institutos de higiene y medicina tropical, una durabilidad de hasta 100 lavados en agua fría sin perder el efecto y provoca que el producto sea más sostenible con el medio ambiente. La garantía de efectividad en sus tejidos es del 94% y es aconsejable evitar la secadora, tal y como señalan desde la marca. Tampoco es imprescindible lavar las prendas tan a menudo porque, gracias a la aplicación de su antibacteriano, las prendas también evitan el olor corporal, uno de los factores que atrae a los mosquitos junto con el calor del cuerpo humano. De manera que una mochila o maletas con estas ropas de Stingbye reducen mucho su tamaño y su peso, que es uno de los puntos clave para los viajeros frecuentes.

Un mosquito picando a una persona / EP

Un mosquito picando a una persona / EP

Del ámbito deportivo al cotidiano

En sus inicios, Stingbye era una marca creada especialmente pensando en los deportistas que se ejercitaban al aire libre. Pero, actualmente, ofrecen una diversidad de productos para protegerse contra las picaduras de insectos, desde leggings hasta calcetines, pasando por fundas de cama. Uno que destaca para los padres es el coletero, que puede ser muy eficaz para evitar los piojos entre los más pequeños. Atrás queda la marca centrada únicamente en el ámbito deportivo, ahora se puede utilizar en el día a día.

También cuenta con productos para bebés como una manta de algodón y poliéster que les protege, además de las picaduras de los mosquitos, de las corrientes de aire o de las bajadas repentinas de temperatura. Y los amantes de las mascotas también están de enhorabuena porque Stingbye tiene una colección antiparasitaria pensada para estas (pañuelos, pajaritas, faldones, chalecos y arneses). Todos los artículos pueden ser utilizados desde niños a personas mayores y están a la venta en farmacias o de manera online por la página web de la marca.

Expectativas de futuro

Actualmente, Stingbye comercializa en Panamá, Costa Rica, México, Senegal, Suecia, Polonia y, obviamente, en España. Pese a haber visto perjudicadas sus operaciones en países como África o Sudamérica por la llegada de la pandemia del Covid-19, han notado un incremento en el consumo en España. "Ahora se ve un alto porcentaje de personas que apuestan cada vez más por la protección y la prevención”, asegura la creadora de la marca. La empresa expone que, poco a poco, van abriendo mercado en nuevos países y que hay “muchos interesados en importar el producto a su país”.

Uno de los objetivos futuros de Stingbye es llegar a gran parte del mundo con su producto que protege y previene de unas enfermedades que, en muchos países, están causando la muerte. Oviedo confiesa que, en el futuro y cuando la situación sea adecuada, cumplirán alguna función social en más de una región porque es uno de los objetivos que se propuso la marca en su período de creación. “Actualmente, ya hemos colaborado con alguna ONG y, con otras, estamos planeando formas de colaboración”, concluye Oviedo.