Menú Buscar
Josep Oliu y Miquel Roca, secretario del consejo de administración del Sabadell, en una imagen de la junta de accionistas de 2015.

El Sabadell retribuye solo con un 3% a sus accionistas

La rentabilidad del dividendo del banco catalán es de las más bajas del sector financiero, muy castigado en la bolsa

3 min

El Banco Sabadell retribuirá a sus accionistas con siete céntimos de euro por título, lo que supone una rentabilidad del 2,96% por acción, una de las más bajas del sector.

Josep Oliu hace balance hoy ante la junta general de accionistas de lo que fue el ejercicio pasado y lo que será el 2016, y también les informará de que pueden cobrar el dividendo en metálico o en acciones, lo que tiene ciertas ventajas fiscales.

Cómo calcular la rentabilidad

El presidente del banco explicó ayer a los medios de comunicación las líneas generales de la asamblea, pero aseguró que la rentabilidad para el accionista con cargo a 2015 será del 4,3%, porque él prefiere calcularla en relación a la cotización del 31 de diciembre de 2015, y no en relación al valor medio del título durante todo el ejercicio, que es la forma ortodoxa de hacerlo.

Por ese método, el Sabadell retribuye con un 2,96%, mientras que Caixabank lo hace al 4,62%, el BBVA al 4,58% y el Santander al 4,31%. Los accionistas del banco catalán no parecen estar descontentos, puesto que su número ha crecido un 15% en el ejercicio, un periodo en el que la acción se dejó el 25% de su valor.

Mejora la perspectiva

En lo que llevamos de año el sector bancario español ha perdido una media del 22% en la bolsa, aunque el Sabadell es de los que menos han caído. Los bancos sufren los efectos de unos tipos de interés excepcionalmente bajos que estrechan su rentabilidad, a lo que se añade una regulación comunitaria muy estricta.

La pérdida de rentabilidad puede ser el acicate que provoque nuevas fusiones bancarias en España --también en la Unión, donde el BCE las fomenta--, pero el presidente del Sabadell considera que ese es un "argumento que solo esgrimen los banqueros con necesidad de ser absorbidos".

Pese a esas circunstancias, el Sabadell espera obtener en torno a 1.000 millones de beneficio en 2016 (708,4 millones en 2015, con un incremento del 90%), año en que se completa el plan Triple.

Oliu está convencido de que la economía española seguirá creciendo a buen ritmo porque no hay incentivos al ahorro --los bajos tipos de interés estimulan el consumo-- y el coste de la energía continuará siendo bajo.