Menú Buscar
Un avión de American Airlines operando en el aeropuerto de El Prat de Barcelona.

El Prat se conjura para tener vuelos directos a Japón y costa oeste de EEUU

El aeropuerto de Barcelona asegura "tener demanda suficiente" para competir con Barajas en esas rutas

Ignasi Jorro
3 min

El aeropuerto de El Prat debería tener rutas directas a Japón y la costa oeste de Estados Unidos (EEUU) en dos años. Este es el objetivo con el que trabaja el Comité de Desarrollo de Rutas Aéreas (CDRA) del hub aéreo de Barcelona. El grupo de trabajo, que ha presentado su estrategia bianual el viernes, está convencido de que la instalación "tiene tráfico suficiente" para competir con Barajas

Los casos más claros son las posibles conexiones sin escala a Tokio (Japón) y Seúl (Corea del Sur). En ambos el volumen de pasajeros supera los 100.000 anuales, más del doble del tráfico mínimo que hace rentable una ruta aérea intercontinental.

"En estas ciudades, la competencia de Iberia no solo no afecta, sino que puede ser un acicate. Además de Tokio y Seúl, esperamos nuevas conexiones a Hong Kong y Shangái", ha indicado el viernes Ricard Font, secretario de Infraestructuras y Movilidad del Gobierno catalán.

Norwegian como sostén

Además de ganar cuota en el mercado asiático, el segundo mayor aeropuerto español fija su mirada en la costa oeste de EEUU. "Los Ángeles, San Francisco y Boston son prioridad. Es un mercado que se nutre del tráfico de cruceros", ha abundado Font.

Para esta pata del desarrollo, El Prat espera contar con el concurso de Norwegian Air Shuttle. La aerolínea escandinava empezará a operar conexiones a Estados Unidos en 2017 a todo tardar, cuando reciba los aviones Boeing 787 que ha encargado al fabricante estadounidense.

Asimismo, el grupo de trabajo, que forman la Generalitat, Ayuntamiento de Barcelona, Cámara de Comercio y Aena, subraya que la operadora de bajo coste empezó a trabajar en El Prat como enlace a finales de 2015.

Dos nuevas rutas al año

Así las cosas, en los próximos dos años el aeropuertos debería ganar de dos a cuatro rutas transoceánicas al año, una estimación que el comité ve "conservadora". La comisión espera apoyarse en la feria World Routes, que se celebrará en la capital catalana en 2017.

Antes, El Prat debra demostrar que las rutas de largo alcance estrenadas recientemente (Sao Paulo con LATAM) o por inaugurar (Washington con Delta en mayo) son rentables. En este sentido, el CDRA recuerda que Barcelona ha pasado de 17 rutas directas de largo radio en 2005 al doble el año próximo. Ello, añade el grupo, son mimbres suficientes para afrontar la expansión.