Menú Buscar
La planta de licuefacción de Damietta por la que el Gobierno de Egipto deberá pagar 1.700 millones a Naturgy y ENI / FENOSA

Egipto deberá pagar 1.700 millones a Naturgy y ENI por el conflicto histórico en Damietta

La cotizada española reivindica que el laudo arbitral del CIADI permita “alcanzar un acuerdo global” para restablecer de nuevo el suministro de gas en la planta

4 min

El Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI) ha condenado al Gobierno de Egipto a pagar más de 1.700 millones de euros al tipo de cambio actual (2.013 millones de dólares) a Naturgy y a la italiana ENI. Resuelve de esta forma un conflicto que se remonta a 2012 y que propició un deterioro de 628 millones de euros en las cuentas de la energética española, tal y como constaba en el informe financiero anual de 2017.

Seis años más tarde, el grupo presidido ahora por Francisco Reynés se muestra confiado en un comunicado a los inversores el laudo arbitral que se ha dado a conocer “permita alcanzar un acuerdo global”. Es decir, en alcanzar con el Ejecutivo de ese país un “acuerdo comercial” que lleve al “restablecimiento del suministro de gas” a la planta de licuefacción de Damietta.

Decisión de los Hermanos Musulmanes

Fueron los Hermanos Musulmanes los que decidieron cerrar el suministro en este centro de trabajo, cuya puesta en marcha implicó el desembolso de unos 1.200 millones por los dos socios que están detrás del proyecto, que se reparten su propiedad al 50%. Su construcción se acordó en el 2000, pero los cambios políticos en el país se llevaron por delante los planes previstos para esta planta.

Cabe tener en cuenta que Egipto vivió una de las llamadas primaveras árabes en 2011. Las protestas tumbaron al dictador de Hosni Mubarak, aunque derrocarlo no fue sencillo y propició varias jornadas sangrientas en el país.

Golpe de estado de Al Sisi

La revolución concluyó con una junta militar al frente de una transición política con más protestas y con la victoria electoral de los Hermanos Musulmanos. Aunque en un primer momento no llegaron al poder y un año después de que Mohamed Mursi se instalase en el palacio presidencial tuvo lugar el golpe de Estado de Abdelfatah al Sisi, que aún mantiene el cargo de presidente.

Los últimos acontecimientos políticos tuvieron lugar en junio, cuando el primer ministro egipcio, Sherif Ismail, presentó la dimisión en bloque de todo su Gobierno. Fue sustituido por Mostafá Madbuli.

Inversiones internacionales

Será este el que deberá ejecutar el laudo internacional del CIADI. Los árbitros del Banco Mundial estiman que la república árabe no concedió al consorcio inversor el trato “justo y equitativo” que se exigía en el Tratado bilateral España- Egipto para proteger las inversiones en ambos países.

La demanda fue presentada por ENI y por la entonces Gas Natural Fenosa en 2014. Según los responsables de la cotizada española, la resolución judicial demuestra la “efectividad de los procedimientos de resolución de conflictos internacionales”. Quedará ver la próxima actuación del Gobierno egipcio.

Destacadas en Business