Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Joan Ramon Rovira, jefe de Estudios Económicos, y Miquel Valls, presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, en una imagen de archivo / CG

La economía catalana crece por encima de las previsiones marcadas por el conflicto político

El crecimiento del PIB se sitúa en el 3,3% en el primer trimestre con un impulso de los sectores más afectados por el ‘procés’, el turismo y el comercio

4 min

La economía catalana ha dejado atrás los efectos que el conflicto político tuvo en los últimos meses de 2017. Este año ha empezado con un crecimiento superior al estimado en las previsiones iniciales: el PIB ha avanzado el 3,3% y los sectores más afectados por el procés han mejorado. Son datos de la Cámara de Comercio de Barcelona, que ha presentado este jueves su presidente, Miquel Valls.

El informe sobre la marcha de la economía catalana en el primer trimestre destaca un crecimiento del 0,7% con respecto al trimestre anterior y prevé el mismo ritmo para el segundo trimestre. Valls ha admitido que hubo un exceso de pesimismo en las previsiones marcadas por la situación política.

Protección de la UE

“El impacto del conflicto político ha sido mucho más limitado de lo que pensamos en un principio”, ha dicho el presidente de la Cámara. Ha destacado especialmente el papel que ha jugado la “protección de la Unión Europea” en la mejora de la coyuntura económica. Sin embargo, Valls ha insistido en la importancia de formar Govern: “Es evidente que la actividad económica protegida por la UE tiene una inercia claramente beneficiosa, pero un Govern que priorice la economía por encima de otros aspectos tendría un peso positivo”.

El turismo, el sector que peor reaccionó a los hechos de octubre y el desarrollo del procés durante noviembre y diciembre --añadido al impacto negativo del atentado de agosto--, ha sido el que más ha crecido en el primer trimestre. Las pernoctaciones hoteleras han aumentado el 3,1%, lo que contrasta con la disminución del 6,6% en los últimos tres meses de 2017. El movimiento de pasajeros en los aeropuertos catalanes también ha mejorado sustancialmente, con una subida del 9,1% frente al 5,3% de finales del año pasado.

Mejora de previsiones

De cara al futuro, uno de los indicadores que más importancia tendrá son las inversiones extranjeras en Cataluña. La Cámara de Comercio de Barcelona ha revisado sus previsiones para este año y el siguiente al alza. Ahora, estima que el crecimiento del PIB catalán será del 3,1%, cuatro décimas superior a la cifra inicial y solo una menos que en 2017. Para 2019, la tendencia se moderaría hasta el 2,7%.

La industria, que a finales de 2017 fue el sector que menos notó la crisis política, será el que más crecimiento experimente este año, con una previsión del 4,5%. El contexto exterior favorable ha impulsado las exportaciones, que han aumentado por encima de la subida registrada en el conjunto de España y la UE.

En cuanto a la ocupación, este jueves se ha publicado la EPA del primer trimestre, que muestra como el paro en Cataluña desciende mientras aumenta en todo el país. La previsión es que el aumento de la ocupación del 2,9% de 2017 se desacelere al 2,6% este ejercicio y se sitúe en el 2,4% el año que viene.

Destacadas en Business