Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Interior de un gimnasio BDiR /DiR

DiR abre su primer gimnasio ‘low cost’ en Vilanova i la Geltrú

El centro de la cadena de Canela estará ubicado en el interior del centro comercial Nova Centre, antiguo complejo Lauren

3 min

El grupo DiR abrirá a principios de 2022 su primer centro franquiciado en Vilanova i la Geltrú, sito en el número dos de la calle Calç de la capital del Garraf. Se trata del BDiR Vilanova, un gimnasio que se enmarca dentro del segmento de salas de bajo coste de la cadena barcelonesa.

En concreto, el nuevo espacio del grupo de fitness catalán estará ubicado en el interior del centro comercial Nova Centre. Se trata del mismo lugar en el que ya se emplazó el antiguo complejo Lauren Cinemas y que tras ser adquirido por la promotora Titán, en marzo del 2019, abrió de nuevo sus puertas el pasado 3 de diciembre.

Zona de entrada del Nova Centre de Vilanova i la Geltrú /CG
Zona de entrada del Nova Centre de Vilanova i la Geltrú /CG

La cadena de bajo coste de DiR

En la actualidad, la cadena de gimnasios propiedad de Ramón Canela, conocido por su proximidad al círculo convergenteneoconvergente, cuenta con un total de 22 centros propios y 23 franquiciados. Si bien esta no es la primera marca del grupo que desembarca en la ciudad. En 2019, lo hacían sus estudios de yoga.

La nueva apertura del centro, el cual contará con sala de fitness, sala de actividades dirigidas, sala de SpinDiR, sala de musculación con peso libre y pistas de pádel, llega en plena alza de los contagios por coronavirus y la variante ómicron desbocada en Cataluña. De hecho, a partir de este jueves entran en vigor las nuevas medidas decretadas por el Ejecutivo catalán que pretenden frenar el avance de la pandemia y que limita el aforo de los gimnasios al 70%.

El respaldo de la Generalitat

No obstante, en los últimos meses, la cadena de Canela ha recibido una inyección de 2,6 millones de euros por parte del anterior govern de la Generalitat. Una ayuda, vehiculada a través de Avançsa --sociedad dependiente de la conselleria d'Empresa-- que ha generado malestar entre el sector, así como en los partidos de la oposición.

Con todo, el otrora titular de Empresa, Ramón Tremosa (Junts), alegó que la adjudicación de la línea se había llegado a cabo con todas las garantías y reveló que no eran a fondo perdido, ya que los préstamos participativos están avalados con garantías reales o personales durante cinco años. Según la cadena, está previsto que el plan de viabilidad de la empresa permita devolver el dinero en el lustro establecido.