Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El expresidente del Instituto Nacional de Estadística Juan Manuel Rodríguez Poo / INE

Dimite el presidente del INE tras las críticas del Gobierno a las cifras del IPC y del PIB

Juan Rodríguez Poo abandona el cargo entre fuertes rumores de una inminente destitución

6 min

Era un secreto a voces que, al final, se ha hecho realidad aunque por un camino inesperado. Juan Rodríguez Poo ha dejado de ser el presidente del Instituto Nacional de Estadística (INE), aunque su salida no ha sido por vía de la destitución sino de la renuncia voluntaria.

El hasta ahora responsable del departamento dependiente del Ministerio de Asuntos Económicos ha comunicado este lunes a su equipo directivo su marcha del organismo tras las numerosas críticas vertidas desde el propio Gobierno a las cifras facilitadas sobre la evolución de la economía. 

Discrepancias

En los últimos días se habían intensificado los rumores sobre su posible cese, después de las críticas del Gobierno a las cifras de los principales indicadores económicos, como el IPC o el PIB que, a juicio del ejecutivo, no reflejaban de manera fiel la situación real.

Uno de los últimos datos publicados por el INE fue el de la evolución de la economía española en el primer trimestre de 2022, que se conoció el pasado viernes, y que revisaba a la baja en un décima, hasta el 0,2%, la primera estimación ofrecida por el organismo, que databa de finales de abril.

Las hostilidades comenzaron a romperse el año pasado, especialmente cuando el INE llevó a cabo una profunda rebaja del dato de crecimiento del segundo trimestre que había adelantado, cercana a dos puntos, que dejaba la evolución del PIB en el 1,1%. 

Por entonces, el órgano estadístico reiteró el mensaje de que para realizar esos primeros cálculos trabaja con datos ya registrados y contrastados pero también con estimaciones, sobre todo en lo que respecta al último mes del periodo, dado que cuando se publica la primera referencia aun no cuenta con cifras concretas. De ahí que se puedan dar variaciones y más en una etapa tan convulsa como la vivida a raíz de la pandemia.

Críticas y cambios

El malestar que generó aquel dato en el Gobierno ha ido en aumento y se ha trasladado a las cifras sobre el comportamiento de los precios, que apunta a que España padece una inflación sensiblemente más acusada que la de los países del entorno.

Incluso, el Gobierno habló de cambios en la metodología de cálculo al interpretar que los datos salían distorsionados debido a las métricas y modelos empleados. 

Profesionalidad en duda

La situación se ha vuelto insostenible hasta el punto de que en los últimos días ya se daba por hecha la salida inminente de Rodríguez Poo, algo que ha terminado por hacer estallar la tensión, especialmente entre los técnicos de la casa, que consideran que el Gobierno lleva tiempo poniendo en duda la valía de su trabajo con las citadas críticas.

Lo cierto es que las cifras publicadas por el INE están más alineadas con las previsiones de organismos independientes como el Banco de España o la Autoridad de Responsabilidad Fiscal Independiente (Airef) que con las del Ejecutivo, que han tenido que ser revisadas a la baja en varias ocasiones por el departamento que dirige la vicepresidenta primera, Nadia Calviño.

Otras críticas

De hecho, los ataques desde el Consejo de Ministros también han llegado hasta el primero de ellos, tanto por parte de la propia Calviño como también de la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

Por su parte, el Gobierno ha confirmado la salida de Rodríguez Poo y la consiguiente apertura de un proceso de sustitución para el cargo que espera cerrar en las próximas semanas.

Cambios

En este sentido, el Ejecutivo adelanta que aprobará un nuevo Estatuto para el INE, que constituirá, junto con el relevo en la presidencia, el pilar de las reformas "para reforzar y modernizar el Sistema Estadístico estatal", que ya han alcanzado "un hito fundamental con la aprobación en el Parlamento de una modificación de la Ley de la Función Estadística Pública".

Rodríguez Poo ingresó hace cuatro años como máximo responsable del INE, cargo en el que sustituyó a Gregorio Izquierdo, que llevaba cerca de siete años al frente del organismo estadístico. Nacido en 1964, es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad del País Vasco y doctor en Economía por la Universidad Católica de Lovaina.

Asimismo, es catedrático de Econometría en la Universidad de Cantabria desde 2005 y antes lo fue en la de Zaragoza. Entre 2004 y 2011 dirigió el Instituto Cántabro de Estadística y ha participado en la comisión de expertos para la reforma del sistema de financiación autonómica por designación del Gobierno de Cantabria.