Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Edificio de El Corte Inglés en el paseo de la Castellana de Madrid / EP

El Corte Inglés recupera los beneficios brutos en el primer semestre de 2021

La cadena de distribución aumenta sus ventas un 25% gracias al tirón de la moda y el levantamiento de las restricciones sanitarias

3 min

El Corte Inglés logró unos beneficios brutos (ebitda) de 234 millones de euros durante el primer semestre de 2021. Esta cifra contrasta con los beneficios brutos negativos de 131 millones de euros que la cadena de distribución obtuvo un año antes.

Asimismo, las ventas aumentaron este año un 25,1% respecto al semestre equivalente de 2020, situándose en 5.503 millones de euros. La compañía ha destacado positivamente el incremento de la facturación en un contexto marcado por la caída del turismo y las restricciones sanitarias, sobre todo en el primer trimestre.

Tirón de la moda

La compañía ha resaltado que la evolución positiva del grupo está impulsada principalmente por la mejora del negocio minorista, con un incremento de 917 millones de euros, en que descuella la "notable" recuperación del área de moda. Además, han destacado el "fuerte" impulso de la facturación en el segundo semestre del curso, que sitúan la actividad en niveles de 2019.

Asimismo, la optimización de la gestión permitido una mejora del margen bruto de 2,7 puntos porcentuales, hasta el 30,2%. Las acciones llevadas a cabo por la dirección han permitido mantener el mismo nivel de costes en términos interanuales, lo que se ha traducido en una reducción de costes sobre ventas de un 5,6%.

Deuda neta

Respecto a la deuda neta, la cadena ha precisado que se ha incrementado ligeramente hasta situarse en 3.940 millones de euros debido al efecto de los pagos extraordinarios --plan de desvinculaciones voluntarias de empleados, impuesto de grandes superficies y diversas actividades inversoras--. Sin contar estos extraordinarios, la deuda neta se habrá reducido en 213 millones de euros.

Los resultados de El Corte Inglés llegan tras la entrada de Mutua Madrileña en el accionariado del grupo distribuidor. La aseguradora se hizo en octubre con el 8% del capital de la marca por un importe de 555 millones de euros. El acuerdo entre ambas compañías incluye la conversión de Mutua Madrileña en el proveedor exclusivo de los seguros y fondos de inversión que comercialice la cadena de distribución entre sus 15 millones clientes.