Menú Buscar
Instalaciones centrales de Boboli en Linars del Vallès / EP

Las ventas de Bóboli caen por la debilidad del consumo

El grupo textil de prendas infantiles reduce su beneficio consolidado a una tercera parte

02.07.2019 00:00 h.
2 min

Las tiendas de moda infantil Bóboli, propiedad de la familia Algás, registraron el pasado ejercicio una facturación de 41,1 millones de euros, casi dos millones menos.

La firma mantuvo su red comercial en torno de los 70 puntos de venta entre tiendas propias y franquicias, pero el negocio en España no tuvo un buen comportamiento debido a la debilidad del consumo.

Ingresos a la baja

En 2018 el sector textil contabilizó la primera caída en ventas en cuatro años, cifrada en el 2,27%. La facturación total, 17.686 millones, está en los mismo niveles que 1997.

Este deterioro generalizado se reflejó en una deficiente evolución de las ventas de Bóboli en el mercado interior. El negocio flexionó de 24 millones a 21,5 millones. El giro en Europa subió a algo más de 13 millones. Y en el resto del mundo se redujo a 6,4 millones.

Bóboli tiene tiendas en Portugal, Italia, Grecia, Rusia y México, pero sus prendas están presentes en establecimientos multimarca de medio centenar de países.

Fondos propios

Tras la rebaja de la cifra de negocio, los resultados consolidados de 2018 experimentan un fuerte retroceso, de 2,4 millones a 759.000 euros. Se aplican a reservas, por lo que los recursos propios suben a cerca de 21 millones. Las deudas financieras suman 6,3 millones, la mitad de ellas por leasings.

El año pasado Bóboli realizó una inversión publicitaria de dos millones, un 26% más.

La entidad pertenece a la empresa Star Textil, fundada en 1981 por Fernando Algás. Sus instalaciones centrales radican en Llinars del Vallès.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información