Menú Buscar
Un hombre en el escaparate de una inmobiliaria / EFE

Inmobiliaria Impuls suspende pagos con deudas de 30 millones

El fiasco mercantil de la sociedad arrastra a otras cinco firmas del grupo

10.01.2018 00:00 h.
1 min

Sonoro batacazo protagonizado por el grupo inmobiliario y constructor que encabeza el empresario Ramón Cella Piqué. Hasta seis empresas del conglomerado acaban de presentar sus estados contables al juzgado en solicitud de concurso de acreedores, según ha podido saber Crónica Global. Se tramitan todos ellos en el Juzgado Mercantil número 1 de Barcelona.

La firma más antigua y germen del grupo es Inmobiliaria Impuls, constituida en 1988. Las restantes se titulan Josep Sant Genís SL, Guardian Trade, Mustang 3000, Roytine Construccions y Frikka Developments.

Futuro sombrío

Según los últimos balances disponibles, el sexteto de marras posee unos activos agregados de 35 millones de euros. En el otro platillo, las deudas alcanzan los 30 millones.

Inmobiliaria Impuls y el resto de compañías están domiciliadas en la calle Pau Claris de Barcelona. Desde hace dos años, ninguna de ellas desarrolla actividad. Por esta razón, en medios judiciales se estima que sus posibilidades de superar el percance son más bien escasas.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información