Menú Buscar

El fabricante de bolígrafos Inoxgrup suspende pagos

La empresa fue constituida por extrabajadores de Inoxcrom, tras la suspensión de pagos de ésta

Una pluma estilográfica de Inoxcrom (fabricante de bolígrafos)
27.11.2018 00:00 h.
3 min

La cooperativa Inoxgrup ha instado un concurso voluntario ante el Juzgado Mercantil número 11 de Barcelona. Ha adoptado tal decisión al no prosperar el preconcurso que había presentado con carácter previo.

La entidad está inscrita en el registro de cooperativas de la Generalitat. Nació en 2014, promovida por varios extrabajadores de la histórica Inoxcrom, fabricante de bolígrafos y plumas estilográficas.

Inxocrom se fundó en 1942 por iniciativa de Manuel Vaqué Ferrandis. En sus buenos tiempos llegó a situarse entre las diez mayores empresas del sector en todo el mundo, con una producción de cien millones de unidades al año. Pero una sucesión mal planificadada por Vaqué Ferrandis desató una guerra total entre sus accionistas.

Accionistas enfrentados

La historia reciente está cuajada de sobresaltos y luchas intestinas. En 2007 entró en crisis y hubo de despedir a la quinta parte de sus 600 empleados.

A continuación estalló una batalla campal entre los propietarios. De un lado las hermanas Eulalia, Empar y María Vaqué Boix, poseedoras del 61% del capital; de otro, su hermano Manuel, titular del 32%. La familia Vaqué era, además, accionista de la inmobiliaria Cevasa, titular de varios edificios sitos en la avenida Meridiana, de Barcelona.

Insolvencia

Para salvar Inoxcrom, se instrumentó un plan de reflotamiento. Pero las pérdidas continuaron. También los despidos, con otro centenar de bajas. Tras varios lances rocambolescos, la mayoría del capital pasó a manos de Sebastián Clotet. Finalmente, en octubre de 2009 Inoxcrom presentó suspensión de pagos y más tarde cerró. Los despidos dejaron la plantilla diezmada.

En 2012, el juzgado mercantil adjudicó la unidad productiva a Blond Europe, perteneciente a Clotet y Juan Marroquín. La veterana Inoxcrom se extinguió para siempre a comienzos de 2017.

Con la unidad productiva en su poder, Clotet y Marroquín pusieron en marcha una nueva empresa titulada Inoxcrom Internacional.

Segundas partes

A su vez, un grupo de exmpleados de la vieja Inoxcrom decidió seguir en el mercado y creó la cooperativa Inoxgrup, con una inversión de 250.000 euros. El dueño de la marca Inoxcrom, Manuel Vaqué llegó a un acuerdo con ellos para licenciarles la manufactura de plumas y bolígrafos con la enseña.

Por desgracia, Inoxgrup no ha podido obtener beneficios durante su corta existencia y ahora se encamina derechamente hacia su defunción concursal.

¿Quiere hacer un comentario?