Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Exterior de la sede de Naturgy en Madrid / EP

La CNMV aprueba la opa parcial de IFM sobre el 22,7% de Naturgy

Los plazos de aceptación se conocerán tras la publicación por parte del oferente del primer anuncio del visto bueno del supervisor

5 min

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha aprobado este miércoles el folleto de la opa parcial lanzada por el fondo IFM sobre el 22,7% del capital de Naturgy.

La decisión del supervisor se produce un mes después de que el Consejo de Ministros diera su visto bueno, con condiciones, a la oferta de la entidad australiana, un trámite sin el que el organismo que preside Rodrigo Buenaventura no podía pronunciarse al respecto.

Eximido de presentar la auditoría

La CNMV ha eximido a IFM de incluir en el folleto la auditoría de cuentas sobre su último ejercicio cerrado al entender que el contenido de este documento "no afecta a hechos o circunstancias esenciales para formular un juicio fundado sobre la oferta teniendo en cuenta la información incluida por el oferente en el folleto y las garantías aportadas en el marco de la oferta".

Una vez descontados los dividendos que Naturgy ha pagado desde el primer anuncio de la opa, la contraprestación en efectivo es de 22,07 euros por acción. Los plazos de aceptación se aceptación se conocerán una vez que IFM haya publicado el anuncio correspondiente a la aprobación del folleto por parte del supervisor.

Primer anuncio en enero

El primer anuncio de la oferta de IFM se remonta a la última semana del pasado mes de enero, cuando el fondo comunicó al mercado su intención de lanzar una opa parcial por la compañía que preside Francisco Reynés, a un precio inicial de 23 euros por acción.

En esa comunicación, la entidad australiana también daba cuenta de que los fondos GIP y Rioja (participada por CVC y Corporación Financiera Alba), que cuentan cada uno de ellos con un 20% del capital de Naturgy, rechazaban participar en la operación.

La incógnita de Criteria

Apenas unos días después, el 5 de febrero, IFM registró formalmente la oferta en la CNMV, tras lograr los correspondientes avales para una operación valorada en cerca de 5.000 millones de euros. Dos semanas más tarde, el supervisor admitió a trámite el folleto e inició la evaluación del mismo, a la espera de la decisión del Gobierno, que debía autorizar la oferta al tratarse de una empresa clave en un sector considerado como estratégico.

A partir de entonces, al mercado le restaba por desvelar la incógnita de la estrategia a seguir por el primer accionista de Naturgy, Criteria, que prefirió darse algo más de tiempo para tomar una decisión.

Hasta el 30%

Ésta llegó a mediados de abril, cuando el holding de inversiones de La Caixa comunicó al mercado que no sólo no acudiría a la opa sino que, además, adquiría el compromiso de reforzar su posición en el capital de la energética, en la que, por entonces, contaba con algo más de un 24,5%.

La intención manifestada por Criteria fue la de acercarse al 30%, aunque sin superarlo para no verse obligada a lanzar una oferta por la totalidad del capital. Hasta la fecha, la sucesivas compras de acciones de la sociedad de cartera han hecho que eleve su participación hasta el 26%.

Plazos apurados

Por su parte, Moncloa apuró el plazo de seis meses para pronunciarse sobre la operación. En una de las últimas reuniones antes del verano, el Consejo de Ministros aprobó la opa de IFM aunque con una serie de requisitos entre los que figuraban el mantenimiento de la sede en España, compromisos temporales con el empleo, abstenerse de promover una exclusión de bolsa y apostar de manera firme por la estrategia de la empresa en materia de transición energética.

Hasta finales de la pasada semana, IFM ha trasladado a la CNMV los últimos documentos solicitados por el supervisor para terminar de perfilar el visto bueno que se ha hecho oficial este miércoles.