Menú Buscar
La marca Ferrari no ha tenido suerte en su estreno en la Bolsa de Milán, donde sus acciones debutaban hoy.

China da la puntilla a las bolsas europeas en la primera sesión del año

El FMI se muestra sorprendido por los efectos de la ralentización de la economía del gigante asiático en Occidente

Redacción
3 min

El pesimismo de la bolsa china ha pesado sobre el Ibex 35 ha cerrado la primera sesión del año con un recorte del 2,42%, lo que ha llevado al selectivo a mantenerse por debajo de los 9.400 enteros (9.313,2). La Bolsa de China ha puesto fin a la jornada del lunes antes de tiempo tras sufrir una caída del 7% debido a un dato del PMI manufacturero de Caixin de diciembre peor de lo esperado.

De este modo, el Ibex ha mantenido la misma tónica que las principales plazas europeas, que se han mostrado pesimistas a lo largo de toda la sesión: Fráncfort ha recortado un 4,45%, París un 2,99% y Londres un 2,54%.

La volatilidad anual

El director de gestión de Producto-Asia de Fidelity, Matthew Sutherland, ha señalado que es probable que los mercados de renta variable sean volátiles este año. "Es mejor acostumbrarse", ha añadido, al tiempo que ha indicado que "es importante que los inversores no entren en pánico en los días débiles y mantengan un enfoque tranquilo y disciplinado en sus inversiones, algo particularmente importante en el caso de China".

El analista de Self Bank Felipe López-Gálvez ha afirmado que el hecho de que los temores en torno al gigante asiático se hayan expandido en el resto de bolsas "pone de manifiesto que vivimos en mundo cada vez más globalizado".

Nuevos miedos

El economista jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI), Maurice Obstfeld, ha advertido de que un crecimiento de la economía china por debajo de las previsiones a lo largo de 2016 podría "asustar" de nuevo a los mercados.

Obstfeld ha afirmado en una entrevista que la evolución de la economía china será una de las claves a tener en cuenta este año. "Su economía se desacelera en su transición de la inversión y fabricación al consumo y servicios", explica el economista.

Más de lo que se esperaba

Sin embargo, Obstfeld ha afirmado que los efectos colaterales a nivel global de la reducción de la tasa de crecimiento de China "han sido mucho mayores" de lo que se esperaba, la misma jornada en la que se ha conocido que la actividad manufacturera del gigante asiático se contrajo en diciembre por quinto mes consecutivo.

En su opinión, China continúa enfrentándose a "importantes retos", especialmente en la debilidad de los balances de las empresas estatales, los mercados financieros, la flexibilidad general y la racionalidad en la asignación de recursos.