Menú Buscar
Antoni Abad, presidente de Cecot y la entrada de la sede central de la patronal de Terrassa (Barcelona) / FOTOMONTAJE DE CG

Cecot recibió más de dos millones de euros públicos en 2015

La patronal de Terrassa, presidida por Antoni Abad y próxima a las tesis soberanistas, obtuvo las aportaciones de distintas consejerías de la Generalitat a través de sus fundaciones

21.01.2017 00:00 h.
5 min

Confederación Empresarial Comarcal de Terrassa (Cecot), conocida por su proximidad a las tesis independentistas de PDECat, recibió más de dos millones de euros de dinero público para realizar su actividad en 2015. Este es el último ejercicio en el que el Gobierno catalán ha reconocido por completo las subvenciones otorgadas por distintos departamentos y que se han publicado a través del Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (Dogc).

A ellas se le deben añadir las ayudas de otras administraciones públicas por el trabajo que la entidad presidida por Antoni Abad realiza a nivel territorial, indican fuentes conocedoras de sus finanzas.

Tres fundaciones privadas

Se vehiculan a través de distintas fundaciones que aparecen como beneficiarias en diferentes partidas oficiales. Fundació Privada Cecot Innovació, Fundació Privada Cecot Formació y Fundació Cecot Persona i Treball se han presentado y han recibido aportaciones de todo tipo. En ningún caso se han pisado entre ellas a la hora de buscar ayudas públicas.

La última de la lista percibió 322.450,80 euros en 2015 en tres programas distintos. La menor, de 5.000 euros, fue por su trabajo en los programas de acogida de la entonces Consejería de Bienestar Social y Familia encabezada por Neus Munté. Estaba vinculada a las iniciativas de información y formación en entornos laborales y sociales, tal y como consta en la convocatoria pública.

El resto lo aportó el Servicio de Ocupación de Cataluña (SOC) en dos partidas distintas. La primera, y más cuantiosa, hace referencia al impulso de programas integrales para iniciativas de segundas o nuevas oportunidades recomendadas desde la Unión Europea. La segunda partida, de más de 101.600 euros, es por ejercer de agencia de colocación autorizada.

Programa de Reempresa

La Consejería de Empresa y Ocupación, liderada en ese momento por Felip Puig, autorizó una inyección de casi 84.400 euros a la fundación dedicada a la innovación. Esta sociedad fue la perceptora de ayudas por parte del consorcio de Comercio, Artesanía y Moda (40.000 euros) para impulsar su programa de actuaciones o del SOC. Recibió una partida de 216.700 euros para el programa de Reempresa, una de las iniciativas más conocidas de Cecot que se centra en el traspaso de negocios.

También firmó convenios de colaboración, unido a aportaciones públicas, para ejercer de mediadores en conflictos empresariales o para ayudar a las pymes de su zona de referencia a internacionalizarse y/o aprobar programas de transferencia tecnológica o I+D.

952.000 euros por acciones de formación

La Fundación Privada Cecot Formació recibió la aportación más alta de todas ellas: 952.074 euros por acciones de formación abierta en áreas profesionales prioritarias. Su objetivo es formar a personas que están en el paro y la institución pública que la otorgó fue también el SOC.

El consorcio para la formación continua de Cataluña autorizó diferentes partidas para esta sociedad de la patronal de Terrassa. Estaban vinculadas a diferentes iniciativas, como formar en lenguas extranjeras o en tecnologías de la información, a beneficiarios de los programas de garantía juvenil.

Quejas de otras patronales territoriales

Las patronales territoriales con presencia en Cataluña indican que el nivel de ayudas públicas que percibió Cecot en 2015 es alto. Indican que está más en línea al de una organización de ámbito catalán que local sin que, según su parecer, la actividad impulsada sea tan acusada.

La organización egarense no ha atendido a las llamadas de Crónica Global. Los próximos días son claves para la patronal local. Tiene de plazo hasta el 31 de enero para pactar junto a Foment del Treball en un grupo de trabajo si permanece bajo el paraguas de la gran patronal catalana y, por consecuencia, del de CEOE. Deberá cumplir para ello los estatutos y el régimen interno vigentes para todas las organizaciones territoriales.

Por ahora, no se ha alcanzado ningún acuerdo.