Menú Buscar
Imagen de uno de los míticos balcones de la Casa Batlló de Barcelona / CG

La Casa Batlló, el monumento más rentable de Barcelona

El edificio de Gaudí, propiedad de la familia Bernat, que fundó la empresa Chupa Chups, logró un beneficio récord de 13 millones de euros en 2017

21.08.2018 08:45 h.
3 min

La Casa Batlló es el monumento turístico más rentable de Barcelona. La casa-edificio de Antoni Gaudí, propiedad de la familia Bernat, que fundó la empresa Chupa Chups --ahora controlada por la firma italiana Perfetti Van Melle-- logró un beneficio récord de 13 millones de euros en 2017.

Según ha informado Expansión, el punto de interés turístico modernista se anotó una facturación de 27,28 millones de euros el pasado ejercicio, una alza del 12,26% respecto a 2016. El excedente neto, a su vez, alcanzó los 13,29 millones de euros, un incremento de 18,13% año a año. Los resultados los logró la operadora del monumento pese a la tensión política y social que vivió Cataluña antes y después del referéndum ilegal de secesión del 1 de octubre de 2017.

Un 4% más de visitantes

El inmueble del Paseo de Gracia, donde rivaliza con la Casa Milá o La Pedrera, otra de las joyas del modernismo firmadas por el icónico arquitecto catalán, sumó 1,12 millones de visitantes en 2017, un aumento interanual del 4% respecto a 2016. Fue el primer ejercicio que logró rebasar el listón del millón de turistas.

Pese a estar de enhorabuena con lo que respecta a cifras, la Casa Batlló vio como el flujo de visitantes caída respecto a años anteriores, cuando el incremento de entradas vendidas creció al 9%. Ello entronca con el descenso de llegadas de turistas internacionales a la Ciudad Condal, que fue del 2% tras los atentados yihadistas de agosto de 2017 y de las pernoctaciones hoteleras, que se contrajeron un 1,9%.

Los Bernat, dividendos de 11,5 millones

El edificio de Gaudí se ha convertido en una importante fuente de ingresos para la familia Bernat. La estirpe se embolsó unos dividendos de 11,5 millones correspondientes a los resultados de 2017. En años anteriores, esta cifra se situó en los 18 millones de euros en 2015 y 2016.

Aunque los Bernat rechazan concretar cuánto aporta cada línea de negocio a la caja del operador, la venta de entradas es el principal generador de beneficios del monumento. El precio mínimo del tiqué es de 24,50 euros si se compra por internet, aunque puede llegar a los 33,50 euros adquirido en taquilla.

Con respecto al ejercicio en curso, Casa Batlló confía en superar las cifras de 2017, aunque detecta una "tendencia negativa" en el número de visitas al edificio.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información