Menú Buscar
Artur Carulla, presidente de Agrolimen, en una imagen de archivo / CG

Aluvión de millones para las filiales de los Carulla

Los dueños de Grupo Agrolimen mueven más de 37 millones de euros en los últimos meses en operaciones internas de un entramado empresarial muy opaco

06.07.2017 00:00 h.
4 min

La familia Carulla, dueña del gigante de la alimentación y derivados Grupo Agrolimen, ha ejecutado varias ampliaciones de capital millonarias en los últimos meses que afectan a sus participadas. Según fuentes de la compañía, se trata de operaciones internas que no implican la entrada de mayor liquidez. 

Una de las últimas que ha llegado al Registro Mercantil ha sido el refuerzo en más de 32 millones de euros de la sociedad GB Foods Africa Global Trading. Con ello, el capital social se eleva a 94,6 millones. Se dedica al comercio al por mayor y está radicada en el número 42 de la plaza Europa de L'Hospitalet del Llobegat (Barcelona), sede central de Agrolimen desde hace poco más de un año. 

Desdoble en la filial hortofrutícola

Otra ampliación corresponde a Illa de Gracia, firma que todavía no ha traslado su sede a L'Hospitalet. La hortofrutícola, que se dedica al cultivo de árboles y frutos secos, está situada en el número 550 de avenida Diagonal de Barcelona. Ahora acaba de ensanchar su capital de 901.000 euros a 6,3 millones. 

La sociedad depende directamente de Agrolimen SA. Ésta tuvo 33,1 millones de facturación y más de 15 millones de beneficios reconocidos en 2015 en sus cuentas individuales. Los recursos propios se elevan a 829 millones. De Agrolimen cuelgan otras 10 participadas como la instrumental Inveramen o la conocida marca de alimentación para mascotas Affinity Petcare. Pero el conglomerado empresarial dirigido por Artur Carulla no acaba aquí. 

Optimización fiscal

El entramado es extremadamente complejo y opaco, ya que buena parte de las tenedoras de las acciones son firmas holandesas. La familia optó por este territorio para aprovechar las ventajas fiscales que ofrece. Un entramado legal que sigue el espíritu de sacar el máximo partido al patrimonio que ha provocado dolores de cabeza a los miembros del clan en el pasado. 

Los hermanos que actualmente están frente de la multinacional pactaron pagar una multa de 6,4 millones de euros a Hacienda y otra sanción de tres millones en 2014 para evitar ir a juicio por fraude fiscal. Lluís Carulla admitió ser responsable de defraudar al fisco mediante el IRPF en 2006 y asumió una pena de 20 meses de cárcel por cinco delitos contra la Hacienda pública. 

Reconoció, además, ser el inductor de los otros cuatro delitos que afectaban a sus hermanos Artur, Maria, Aurèlia y Montserrat. Ellos quedaron exculpados. 

Sociedad cabecera

Otro entramado paralelo al de Agrolimen lo encabeza la holding The GB Foods. Cuenta con unos fondos propios de 848 millones. Las participaciones en sus filiales se valoran en 865 millones. Las ventas que reportó esta compañía en 2015 alcanzaron los 60,9 millones, de ellos 27 millones correspondientes a los servicios prestados a sus propias subsidiarias. Entre éstas se encuentran Grupo Gallina Blanca y firmas en media docena de países. Este grupo entregó a The GB Foods dividendos por importe de 12,5 millones. El resultado final fue un beneficio de 26,5 millones.

¿Son estos los rendimientos exactos del conglomerado de la alimentación? No. La familia no deposita los balances consolidados desde 2010. Las ganancias exactas de una empresa que tiene sobre la mesa una adquisición valorada en 1.000 millones, la compra de Continental Foods (la antigua división de Campbell Soup en Europa), sólo la conocen sus propietarios.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información