Menú Buscar
Fachada de la Cámara de Comercio de Barcelona / CG

Las cámaras de comercio ‘pasan’ de la Generalitat para organizar sus elecciones

Las 13 organizaciones catalanas ultiman los detalles del concurso público que deberán convocar para facilitar el voto electrónico

15.10.2018 00:00 h.
6 min

La fecha de las elecciones en las 13 cámaras de comercio en Cataluña sigue siendo un misterio. Fuentes del departamento de Empresa y Conocimiento de la Generalitat, encabezado por Àngels Chacón (PDeCAT), aseguran que el ritmo de trabajo actual les permitirá cumplir con el calendario previsto, cuyo próximo paso sería publicar el decreto de convocatoria oficial de los comicios. Las organizaciones de dinamización empresarial mantienen sus reticencias en que esto vaya a suceder en el corto plazo, hecho que ha propiciado que avancen en sus obligaciones electorales al margen de lo que ocurra en el Ejecutivo catalán.

El Consejo General de Cámaras de Comercio (CGCC) tiene como deberes desde antes de las vacaciones de verano buscar a la empresa que se encargará de las votaciones. No se trata de un concurso público menor, ya que la Generalitat ordenó que por primera vez se implementara el sistema de participación electrónico.

Dudas de las 13 cámaras

Fue una decisión polémica. Las organizaciones no son precisamente unas entusiastas de cambiar el actual proceso. Fuentes empresariales destacan las dudas que existen sobre las garantías de seguridad o de que son realmente las compañías asociadas las que realizan la votación y no las asesorías que controlan las firmas digitales, entre otras cuestiones. Por eso se ultima un pliego de condiciones de contrato que ofrezca garantías en este sentido.

“Las licitadoras deberán contar con su propio sistema de votación remota, lo que pedimos es cierta personalización del proceso”, explica el director del CGCC, Narcís Bosch. Como que se adapten el software a las “13 cámaras de comercio, que contemplen las diferentes categorías de los plenos y que se cree un certificado digital para participar específico”. Cuestión que será clave para resolver las dudas sobre presuntas suplantaciones de identidad.

Experiencias previas

El ejecutivo reconoce que mantienen un “diálogo fluido” con otras organizaciones españolas que ya han pasado por este proceso. Básicamente, con los responsables camerales de la Comunidad Valenciana. Fue la primera en implementar el sistema de votación remoto, aunque finalmente no se usó porque hubo unanimidad (que no consenso) en las listas electorales que se presentaron.

Bosch reconoce que la “seguridad total no existe; si no la consiguieron en EEUU nosotros tampoco podremos”. Aunque promete que los detalles de la licitación intentarán evitar posibles impugnaciones futuras sobre el proceso electoral basada con los problemas que se puedan dar en la votación electrónica. Además, recuerda que este proceso deberá ser paralelo al voto presencial, por lo que también se deberán habilitar las urnas y el personal que las controle.

Concurso público en noviembre

Organizar los próximos comicios en las 13 cámaras catalanas no será sencillo. La complejidad del proceso y la necesidad de avanzar en habilitar el voto electrónico lleva a que el CGCC prevea lanzar el concurso público para buscar a la empres que lo habilite como muy tarde en noviembre. De este modo, la adjudicataria dispondría de unos cuatro meses para preparar la infraestructura de la votación.

Cabe tener en cuenta que el Ministerio de Comercio e Industria amplió a finales de septiembre el plazo electoral en las cámaras de comercio de España “hasta el día 31 de marzo de 2019”, tal y como se publicó en el BOE. Fue “necesario ampliar en seis meses el plazo de celebración del proceso electoral” porque no sólo Cataluña va tarde en activar el proceso de renovación de los órganos directivos. Andalucía, Cantabria, Canarias y Castilla-La Mancha también acumulan retrasaos, aunque en sus casos no es por la tardanza de los respectivos gobiernos autonómicos en activar el proceso.

Pulso de la Generalitat con las entidades

Los avances electorales que se dan desde 2010 en la Generalitat en el marco del procés y el pulso que se ha mantenido con las 13 organizaciones de dinamización empresarial en varios momentos para definir cómo debían ser los nuevos plenos y los criterios electorales han prolongado el proceso. Ahora, el Gobierno catalán también tiene pendiente lanzar un concurso público para buscar a la compañía que se encargue de auditar el proceso de votación electrónica. Se intentarán dar de esta forma más garantías al proceso electoral.

Con todo, los mismos interlocutores de la consejería liderada por Chacón reconocen que no se lanzará la licitación en el corto plazo. Se prevé para finales de año o principios de 2019, cuando el CSCC ya trabaje en dar forma al procedimiento electoral.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información