Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Presentación de la memoria económica de Cataluña de 2021 elaborada por el Consejo General de las Cámaras de Cataluña / CEDIDA

Las cámaras catalanas dan un toque a un Aragonès que saca pecho de la fortaleza de la economía

Las 13 organizaciones exigen al Govern "unidad de criterio" entre consejerías mientras el presidente afirma que Cataluña está mejor que Madrid

4 min

Toque de atención de las cámaras catalanas al presidente Pere Aragonès. En la presentación de la memoria económica de Cataluña de 2021, elaborada por el Consejo General de Cámaras de Cataluña, el presidente de la entidad Jaume Fàbrega ha reclamado "unidad de criterio" entre las consejerías del Govern.

"Desde el mundo empresarial, no rehuimos plantar cara a todos aquellos nuevos retos, pero no lo podemos hacer con un brazo atado a la espada. Necesitamos tener a nuestro lado al mejor gobierno y la mejor administración pública, a la altura de las que tienen otros países europeos avanzados, con directrices claras y unidad de criterios entre los diversos departamentos", ha declarado.

"Merecemos más complicidad"

"Las empresas merecemos más complicidad, colaboración y buena disposición de los poderes públicos", ha añadido. Además, ha advertido que muchas empresas "tienen una percepción de la Administración catalana como un ente omnipotente, burocrático y poco permeable", una sensación que ha llamado a revertir de forma urgente.

Por su parte, el presidente Aragonès ha sacado pecho de la fortaleza de la economía catalana frente al "falso espejo" de otros territorios, especialmente la Comunidad de Madrid. "Lideramos la recuperación y el crecimiento y continuamos siendo un referente y fortaleciendo esta capacidad de ser referente", ha asegurado. "Los discursos derrotistas no solo no son verdad, sino que no han contribuido a la recuperación del país", ha apostillado.

El presidente Pere Aragonès interviene en la presentación de la memoria económica de Cataluña de 2021 elaborada por las cámaras catalanas / CEDIDA
El presidente Pere Aragonès interviene en la presentación de la memoria económica de Cataluña de 2021 elaborada por las cámaras catalanas / CEDIDA

Senda de recuperación

El president se ha amparado en los datos recogidos en el estudio elaborado por las cámaras. En 2021, el PIB catalán creció un 5,8%, por encima de las medias española y europea. Además, la economía catalana finalizó el ejercicio con un saldo positivo con el extranjero de 13.861 millones de euros y con el resto de España de 17.501 millones de euros.

En el ámbito de la ocupación, la tasa de paro pasó del 12,6% en 2020 al 11,6% en 2021, si bien el número de parados todavía era un 5,6% superior en comparación con 2019. Las exportaciones marcaron un récord histórico y la recuperación del turismo fue casi plena --el último mayo, la ocupación en los alojamientos registró el 93% que en el ejercicio anterior a la pandemia--.

Nubarrones 'macro'

Pese a ello, las cámaras catalanas han advertido de que las consecuencias de la guerra de Ucrania y de la escalada inflacionaria podrían debilitar esta senda de recuperación. La memoria afirma que la resolución de la crisis dependerá de factores externos, fundamentalmente del conflicto en el este, pero también de factores internos como la capacidad para contener el encarecimiento de los precios.

En este contexto, los fondos europeos se perfilan como el deus ex machina que puede contribuir a paliar una situación económica pre-recesiva. Por ello, Aragonès ha reiterado el compromiso de la Generalitat con proyectos transformadores como la reconversión de la automoción y la extensión de la formación profesional (FP), pero también ha demandado una flexibilización de los objetivos de déficit y un pacto de rentas para hacer frente a la coyuntura.