Menú Buscar
La sede de Caixabank en Valencia, una de las primeras empresas fugadas / CG

El consejero delegado de Caixabank: “El boicot no ayuda a la convivencia en Cataluña”

Gonzalo Gortázar indica que la liquidez de la entidad no se ha visto afectada por las llamadas a retirar efectivo y reivindica la profesionalidad y el trabajo de los trabajadores

24.10.2017 11:59 h.
3 min

“El boicot no ayuda a la convivencia en Cataluña”. Así lo ha reivindicado el consejero delegado de Caixbank, Gonzalo Gortázar, este martes en la presentación de los resultados trimestrales de la entidad desde la nueva sede social en Valencia. Asegura que es una acción que “no da soluciones ni cambia las cosas”.

Ha manifestado que las llamadas a retirar efectivo que se han hecho desde sectores del independentismo catalán no han afectado a la “liquidez de más de 70.000 millones de euros” del banco. “No es una cuestión relevante” si se analiza desde este punto de vista, pero sí que ha tenido un impacto negativo para sus empleados: “Les hace la vida más difícil”.

Por ello, el directivo ha aplaudido el alto nivel de profesionalidad en el día a día de la plantilla del grupo.

Quejas de clientes catalanes

En cuanto a las quejas de algunos clientes catalanes tras el traslado de domicilio social y fiscal, Gortázar reitera que se trata de una “decisión técnica para proteger los intereses de los clientes”.

Reconoce que se hagan “otras consideraciones”, como el enfado de algunos clientes favorables al procés. Es “inevitable, pero la gran mayoría entiende que actuamos en todo momento para defender sus intereses”.

Impacto del ‘procés’ en el PIB de 2018

En cuanto a otros efectos negativos del proceso independentista catalán, el consejero delegado de Caixabank prevé que los efectos macroeconómicos se registren en los primeros meses de 2018 y sólo en los próximos tres meses si perdura la situación de incertidumbre actual. “No es buena para la economía, incita a diferir decisiones de consumo e inversión”, ha manifestado en rueda de prensa.

Aunque matiza que “aún estamos en octubre, no es lo mismo que la situación se prolongue muchos meses o sea un paréntesis virulento de baja extensión temporal”.

Por todo ello, el banco mantiene que el crecimiento del PIB español superará el 3% en el ejercicio en curso. Quedan en el aire las previsiones del año próximo, aunque Caixabank, por ahora, no las ha alterado. 

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información