Menú Buscar
Un usuario usa la 'app' de Cabify para moverse en Barcelona, en una imagen de archivo / CG

Cabify alerta de posibles despidos ante la nueva regulación que plantea la Generalitat

La compañía de movilidad emplea a un millar de personas de forma indirecta y ha alcanzado el millón de usuarios registrados en Barcelona

17.01.2019 15:17 h.
4 min

El presidente de Cabify en Europa, Mariano Silveyra, ha alertado este jueves de las nefastas consecuencias que podría tener para su compañía el nuevo decreto ley que ultima la Generalitat para regular los vehículos de alquiler.

La empresa de movilidad emplea ya a 1.000 personas de forma indirecta, lo que supone un incremento del 150% del número de empleos indirectos generados. Unos puestos de trabajo que corren en peligro si este viernes el gobierno de la Generalitat aprueba la precontratación del servicio con 24 horas de antelación, tal y como demanda el sector del taxi. Silveyra ha augurado que "las empresas de VTC van a tener complicado seguir" en caso de que el gobierno autonómico se pliegue a las exigencias del taxi. "Barcelona ha demostrado que quiere y necesita Cabify, que necesita alternativas de movilidad como es la VTC y entendemos que la Administración, si por supuesto que es responsable, va a tomar esto en consideración", ha afirmado Silveyra, que confía en que la Generalitat no aprobará la precontratación del servicio.

Crecimiento de la compañía

Esta medida, junto con la obligatoriedad de volver a la base, pone en riesgo el negocio de las VTC, y supondría un varapalo todavía mayor que el decreto ley 13/2018 aprobado por el gobierno de Pedro Sánchez. Para Silveyra, cualquier obligación de precontratación afectará a las bases del negocio, independientemente del tiempo establecido. 

La amenaza que sobrevuela a Cabify llega en un momento de máximo crecimiento de la empresa. La compañía, que cumplió el pasado diciembre su segundo año de presencia en Barcelona, ha duplicado la demanda de viajes a través de la aplicación entre 2017 y 2018. Además, durante este período el número de personas que han probado la app por primera vez ha crecido un 40%. En total, casi un millón de personas utilizan Cabify en Barcelona y sus entornos, lo que supone un incremento del 112% respecto al año anterior.

Expansión territorial

"Los usuarios quieren, usan, necesitan a Cabify. Hemos tenido un crecimiento positivo y superado la barrera de los 1.000 empleados indirectos a través de nuestras empresas subcontratadas, con personas que no tenían trabajo y que ahora han encontrado un empleo estable y de calidad", ha asegurado Silveyra.

Además, Cabify ha anunciado que habilitará en los próximos días el pago en efectivo en Barcelona, tal y como ya se puede hacer en otras ciudades. Por otro lado, los planes de la compañía pasan por ampliar su expansión territorial en los municipios del área de la capital catalana, "generando riqueza y empleos indirectos a nivel local". En la actualidad, Cabify opera en ocho municipios del entorno del Área Metropolitana: Barcelona, L'Hospitalet, Badalona, Cornellà, El Prat, Castelldefels, Viladecans y Gavà

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información