Menú Buscar
Una foto de archivo de un vehículo Volkswagen diésel

Bruselas multará a los fabricantes con 30.000 euros por coche trucado

La Comisión Europea propone endurecer la normativa de seguridad y emisiones en la industria automovilística

Redacción
2 min

La Unión Europea propondrá multar con hasta 30.000 euros por coche a los fabricantes de vehículos que truquen los motores. La Comisión Europea lanzará el miércoles un plan para endurecer la regulación de seguridad y emisiones en la industria automovilística. El plan prevé establecer sanciones "disuasorias" para evitar nuevos casos 'dieselgate', como el que ha afectado a Volkswagen y ha salpicado a Renault.

La modificación normativa la lidera la comisaria europea para el Mercado Interno, Elzbieta Bienkowska. La electa polaca destacó el martes que el cambio legislativo terminar con las prácticas de trucaje de motores para disimular las emisiones contaminantes, informa El País. Para ello, la regulación incluirá un duro capítulo sancionador con la cifra de hasta 30.000 euros de multa por vehículo alterado.

Cambio de normas

En la actualidad, cuando un fabricante quiere vender automóviles en la Unión Europea, basta con pasar los certificados de seguridad y homologaciones de uno de los estados miembros. El brazo ejecutivo de la UE quiere endurecer el protocolo: blindar los exámenes a los vehículos para evitar que los fabricantes los alteren e implementar un sistema de auditorías.

Asimismo, la Comisión Europea pretende reforzar los controles a los vehículos que están a punto de salir al mercado y a los que ya circulan. Una de las medidas más duras es la de dotar de competencias a la Comisión para cancelar, restringir o clausurar las plataformas técnicas que llevan a cabo los exámenes a los automóviles "si son demasiado laxos".