Menú Buscar
El vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, en una imagen de archivo.

Bruselas inicia el proceso para multar a España por incumplir el límite de déficit

La Comisión Europea considera que el Gobierno no siguió las recomendaciones comunitarias y que no adoptó “medidas efectivas”

Redacción
2 min

Una multa de hasta 2.000 millones de euros y la congelación de parte de los fondos comunitarios. A estas sanciones se enfrenta España por incumplir el límite de déficit fijado por la UE. La Comisión Europea ha activado el proceso para multar al país, ya que considera que el ejecutivo no adoptó, sobre todo en 2015, “medidas efectivas” para reducir el déficit público.

El dictamen adoptado este jueves supone la primera vez que Bruselas abre un procedimiento sancionador contra Estados miembros, España y Portugal. La “relajación de la política presupuestaria” no permitió a España cumplir con las recomendaciones comunitarias ni con el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

Incumplimiento también en 2017

El compromiso era bajar del 3% de déficit público en 2017. Según las estimaciones que ha expuesto este jueves el vicepresidente de la Comisión, Valdis Dombrovskis, la deuda será del 3,9% a finales de año y bajará al 3,1% el ejercicio que viene, por encima de las recomendaciones.

Por todo ello, el ejecutivo europeo considera que son necesarios nuevos ajustes. En un principio, el objetivo del 3% se estableció para 2015. La prórroga de un año que se planteó en mayo no ha sido suficiente, por lo que se estudiará “más adelante” la imposición de un calendario renovado.

La posible multa que De Guindos negó

La valoración negativa y el anuncio de la puesta en marcha del proceso sancionador llegan un día después de que el ministro de Economía en funciones, Luis De Guindos, asegurara que “no va a haber multa”. El Consejo Europeo tendrá que validar el 12 de julio esta decisión, aunque el político español ha negado de nuevo que la sanción sea una cuestión que ni siquiera se debe valorar. El Gobierno considera que no es posible. 

Si las previsiones fallan y se corrabora el dictamen, se activará un plazo de 20 días para que la Comisión proponga una cantidad para multar a España. Dombrovskis ha asegurado que habrá “contactos estrechos” entre Bruselas y Madrid y Lisboa, y que tendrán en cuenta los esfuerzos asumidos por ambos países y sus alegaciones.