Menú Buscar
Uno de los chiringuitos cerrados de las playas de Barcelona debido al Covid-19 / EFE

Barcelona salva los chiringuitos de las playas

Ayuntamiento y Gremio de Restauración acuerdan mantener la capacidad de las terrazas, ampliar su superficie y bonificar el canon en un 75%

3 min

El Ayuntamiento de Barcelona y el Gremio de Restauración se han conjurado para salvar los chiringuitos de las playas. Los operadores habían anunciado que daban por perdida la temporada, pero el acuerdo, alcanzado ayer, permitirá adaptar las condiciones de funcionamiento al nuevo contexto surgido de la crisis sanitaria. Si la excepcionalidad se mantiene, las nuevas condiciones se alargarán la temporada de 2021. En total, serán once chiringuitos (los cuatro restantes renunciaron a principios de año).

En un comunicado, ambas partes informan de que los chiringuitos conservarán la capacidad de las terrazas (30 mesas y 120 sillas) y se amplía la superficie para respetar las distancias de seguridad. El espacio reservado a tumbonas y sombrillas (en el caso de los espacios que lo tienen autorizado) no se modifica.

En cuanto al canon, se bonifica en un 75%. Se amplía de esta manera el acuerdo que se anunció el pasado miércoles en relación a las terrazas de la ciudad, que ahora también incluirá los chiringuitos. Además, se da la opción de adelantar la finalización de la actividad (y proceder al desmontaje de la instalación) el 30 de septiembre o el 31 de octubre (los operadores podrán elegir), ya que, oficialmente, la temporada terminará el 30 de noviembre.

El próximo fin de semana

Aunque ya pueden prestar servicio a partir de mañana, los chiringuitos que se habían montado antes de la declaración del estado de alarma, mayoritariamente, comenzarán a atender clientes de cara al fin de semana, aprovechando el puente de la Pascua Granada. Los que aún no estaban montados agilizarán los trámites para hacerlo e iniciarán la actividad durante la primera quincena de junio. En total, serán once chiringuitos (los cuatro restantes renunciaron a principios de año).

Roger Pallarols, director del Gremio de Restauración, ha manifestado que "el acuerdo salva los muebles de la temporada de este año y evita la estampa de unas playas sin servicios legales". El decreto, según Pallarols, ya prevé que las condiciones pactadas "se puedan prorrogar el año que viene, que será igualmente de una enorme excepcionalidad". El Gremio se ha comprometido con la segunda teniente de alcaldía, Janet Sanz, a abordar el replanteamiento integral del modelo de playas. "Las cuatro renuncias que se produjeron a primeros de año (pre-Covid-19) ya evidenciaban que el modelo actual no es viable".