Menú Buscar
Un activista de Arran, encadenado en el dragón del Park Güell de Barcelona / CG

Barcelona condena el ataque de Arran al Parc Güell

El Ayuntamiento descarta daños en el conjunto monumental de Antoni Gaudí y deja la investigación a manos de los Mossos d'Esquadra

19.06.2018 13:17 h.
3 min

El Ayuntamiento de Barcelona ha condenado el ataque de Arran en el Parc Güell en Barcelona hoy martes, 19 de julio. El equipo de gobierno de Ada Colau ha tildado de "intolerable" la acción del grupo radical, aunque ha descartado que se hayan producido daños en el conjunto monumental. Dejará la investigación a manos de los Mossos d'Esquadra.

En conversación con este medio, el concejal de Empleo, Empresa y Turismo, Agustí Colom, ha indicado que "el Ejecutivo local respeta el derecho a la protesta pacífica, pero se ha manifestado reiteradamente en el pasado en contra del vandalismo o las agresiones, que vulneran ese derecho". El concejal ha señalado que "no se han registrado daños en el monumento de Antoni Gaudí", lo que hubiera convertido la protesta vandálica de Arran de hoy "en un caso mucho peor del ocurrido".

Encadenados y con bengalas

La valoración del electo de Barcelona en Comú (BComú) ha llegado tras una protesta vandálica de Arran en el conjunto monumental del Park Güell de Barcelona. Dos jóvenes se han encadenado al conocido dragón del jardín arquitectónico mientras otros compañeros desplegaban pancartas contra el "turismo masivo" desde la zona superior del parque. También han encendido bengalas marinas desde la misma zona.

La acción, que ha sido atajada por agentes de los Mossos d'Esquadra, se enmarca en una nueva campaña de los cachorros de la CUP llamada #capitalismofobia. Pretende denunciar la saturación turística con protestas en las zonas más visitadas de Cataluña.

Segundo verano caliente

La protesta de hoy martes se produce un año después de que el grupo radical realizara el año pasado una cadena de acciones vandálicas en Barcelona o Palma de Mallorca, entre otras localidades. En la Ciudad Condal, Arran atacó un autobús turístico y lo grabó en vídeo. Tras ello, arremetieron contra comercios vinculados a los servicios al visitante y empresas de alquiler de bicicletas, a las que pincharon las ruedas.

En la mayor ciudad de Baleares, el grupúsculo juvenil se cebó con un restaurante en el Moll Vell, uno de los puertos de Palma. La acción, en la que se usaron botes de humo y bengalas, provocó temor entre los turistas que comían en la zona. Acabó con doce personas investigadas por daños.