Menú Buscar
Juan Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, en una imagen de archivo

Bankia obtuvo 788 millones de beneficio en 2018

Tras el pago del dividendo del ejercicio, el banco habrá devuelto al Estado 3.083 millones de las ayudas recibidas en su intervención

5 min

Bankia obtuvo un beneficio atribuido de 703 millones de euros en 2018, lo que supone un incremento del 39,2% respecto a 2017. En términos ordinarios y comparables, es decir sin tener en cuenta los efectos de la incorporación de BMN, el beneficio se situó en 788 millones, lo que supone un descenso del 3,4% respecto a los 816 millones ganados en el ejercicio anterior.

José Ignacio Goirigolzarri, presiente de Bankia, considera que 2018 ha sido, “muy importante para nosotros porque hemos integrado a BMN en un tiempo récord y de forma magnífica, y eso nos abre enormes posibilidades de cara al futuro”. 


Devolución de ayudas

En este sentido, ha manifestado que el dividendo por acción con cargo al ejercicio 2018 crecerá en un 5%, con lo que, “a lo largo de estos años, desde Bankia hemos devuelto más de 3.000 millones de ayudas”.

Goirigolzarri ha mostrado, además, gran confianza en la transformación de la entidad en el año que acaba de iniciarse. “Entramos en el año 2019 con una nueva organización. Una organización pensada para el futuro, una organización mucho más ágil y mucho más ambiciosa. Y eso, desde luego, nos va a dar resultados en el corto, pero también en el medio y largo plazo”.

Tipos de interés planos

El año pasado estuvo marcado de nuevo por un entorno de tipos de interés extraordinariamente bajos, por lo que el banco centró su gestión, por un lado, en mejorar las dinámicas de negocio con el objetivo de incrementar los ingresos actuales y sentar las bases para aumentarlos aún más en el futuro.

Y, por otro, en acelerar la reducción de activos problemáticos y la obtención de sinergias tras la fusión con BMN con el objetivo de anticipar gran parte de los ahorros de costes contemplados en el plan estratégico.

Ingresos por comisiones

Bankia elevó un 5,5% el margen de intereses, hasta 2.049 millones (si se hubiera incluido a BMN en la cuenta de resultados de 2017, esta línea caería un 9,6%). Los ingresos por comisiones se incrementaron un 25,3% (3,4% en comparación homogénea) y los resultados por operaciones financieras aumentaron un 11,5%, lo que permitió que el margen bruto avanzara un 11,3% (cae un 6,3% con BMN) y se situara en 3.368 millones.

El margen bruto de clientes creció hasta el 1,58%, nivel que se equipara con el logrado en el primer trimestre de 2017 y que, con anterioridad, no se conseguía desde la segunda mitad de 2013. Esta cifra fue cinco puntos básicos superior a la del último trimestre de 2017, crecimiento que estuvo motivado por un menor coste de los depósitos y un ligero aumento del rendimiento de los créditos.

Las dotaciones ordinarias de crédito y adjudicados se elevaron a 437 millones, un 2,5% menos que el ejercicio anterior, lo que permitió reducir cinco puntos básicos, hasta el 0,18%, el coste de riesgo recurrente.

Dotación extraordinaria

También se hizo una dotación extraordinaria de 85 millones después de impuestos por la venta de una cartera de activos improductivos de un tamaño de 3.070 millones en el momento del acuerdo. A cambio, esta operación permitirá ahorrar 200 millones en los tres años posteriores a su cierre.

De esta forma, el beneficio ordinario ascendió a 788 millones de euros (un 3,4% menos), que queda en 703 millones si se resta la provisión extraordinaria por la venta de carteras (un 39,2% más que los 505 millones del año pasado, cuando se hizo un cargo de 312 millones para la fusión).

Dada la participación del 61,4% que tiene el FROB en Bankia, el incremento de un 5% de los dividendos supondrá un nuevo avance en el proceso de devolución de las ayudas por importe de 219 millones. Así, el total de las ayudas reintegradas tras realizarse el pago, que está previsto en abril, ascenderá a 3.083 millones, de los que 961 millones corresponden a los cinco dividendos abonados desde 2014.