Menú Buscar
El Hotel Monterrey de Guitart Hotels, que se ha quedado un fondo vinculado a Bank of America / CG

Bank of America devora parte del grupo Guitart Hotels

La cadena cede el Hotel Monterrey de Lloret de Mar a un fondo internacional vinculado al gigante financiero

3 min

Un fondo internacional vinculado a Bank of America ha esquilmado parte del portafolio del grupo Guitart Hotels, una histórica cadena hotelera familiar catalana. La compañía ha acordado la venta de su mejor activo, el Hotel Monterrey de Lloret de Mar (Girona), de cinco estrellas, por una cantidad que no ha trascendido. La operación liquida las hipotecas que cargaban el activo, ha informado Guitart.

"La transacción permite saldar la deuda hipotecaria del Monterrey y consolidar una nueva fase de crecimiento. Para llevar a cabo la operación, Guitart Hotels ha contado con el asesoramiento de Livingstone e Irea", ha informado la cadena a Crónica Global.

En cuanto al comprador, la marca ha indicado que se trata de un "fondo de inversión internacional dedicado a la gestión de inversiones empresariales". Fuentes del sector detallan que se trata de un vehículo participado cuyo accionariado se puede trazar hasta el banco estadounidense. 

Foco en los cuatro estrellas

El cambio de manos del establecimiento de Lloret, que tiene 200 habitaciones y cuenta con spa y centro de wellness, abre una nueva etapa para Guitart. "La venta responde a la estrategia de la compañía de centrar su actividad en la categoría de hoteles de cuatro estrellas y en el desarrollo de productos de alto valor añadido en segmentos especializados", ha añadido la firma. 

La enseña queda ahora con siete propiedades de cuatro y tres estrellas, todas ellas en Cataluña. La firma anuncia que a partir de ahora se centrará en renovar los activos de categoría más baja, para mejorar la calidad y aumentar su calificación. 

"Deuda ingente"

Expertos del sector hotelero han arrojado más luz sobre la operación. "Guitart se apalancó demasiado con la última reforma del Monterrey. La operación está dirigida a liquidar la mayor parte de esa deuda", explica un especialista.

Otras fuentes cifran las obligaciones que arrastraba la cadena con los bancos en una cantidad que superaría los 20 millones de euros, de los cuales la mayoría corresponderían al propio Hotel Monterrey.