El Ayuntamiento de Barcelona mantiene su nivel de deuda de 2018 en 836 millones de euros

El consistorio destaca su apuesta por la banca pública, pero no detalla cuánto ahorro supone en relación a la banca privada

Gerardo Pisarello, número dos de Ada Colau en Barcelona / EFE
10.02.2019 12:38 h.
3 min

El Ayuntamiento de Barcelona ha mantenido su nivel de deuda estable en 2018 situándolo en 836 millones de euros. Según el consistorio, se trata de uno de "los niveles más bajos de la última decada", después de la reducción de 138,4 millones de euros al inicio del actual mandato.

El Gobierno municipal destaca en un comunicado que el peso de la banca tradicional ha disminuido desde 2015 del 74,9% al 43,1%. Algo que atribuye en parte a la entrada de nuevas fuentes de financiación, como la emisión del Bono Sostenible (35 millones de euros), la banca ética (35 millones de euros) y el recurso de la banca pública (250 millones de euros). 

El primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, ha afirmado que "el Ayuntamiento depende menos que nunca de la banca privada tradicional. Antes, tres de cada cuatro euros que debía el consistorio era a los bancos y entidades de siempre. Ahora son menos de la mitad".

100 millones con el CEB hasta 2021

La estrategia de endeudamiento del Ayuntamiento para 2018 se ha materializado en la formalización de un contrato de financiación con la banca pública con el objetivo, según apunta la nota, de "favorecer un ahorro económico en términos de gasto financiero (alrededor de 3,1 millones de euros a lo largo de la vida de la operación)", entre otros.

"Concretamente, se ha formalizado un contrato de financiación por importe de 100 millones de euros con el Banco de Desarrollo del Consejo de Europa (CEB) con un período de disposición abierto hasta 2021. De los 100 millones de euros disponibles, en 2018, únicamente se han dispuesto 50 millones de euros para cubrir las necesidades financieras del consistorio, vinculadas a proyectos que de acuerdo con la evaluación del CEB contribuyen a mejorar las condiciones de vida en áreas urbanas y a la protección del Medio Ambiente. La disposición se ha hecho a 15 años, con dos de carencia y a un tipo fijo del 1,17%", explica el comunicado.

Ahorro sin concretar

Con esta disposición, añade, "la deuda del Ayuntamiento se mantiene práticamente estable respecto a 2017", situándose en los 836 millones de euros citados a finales de 2018, con una media de 6,3 años y a un coste medio del 1,45%.

El consistorio no detalla cuánto se ahorra con estas iniciativas favorables a la banca pública, ni tampoco en los tipos de interés, que en los últimos años han ido disminuyendo, en relación a la banca privada. Cabe recordar que deuda municipal vence a más de seis años.

Entre las inversiones financiadas con bonos verdes, el Ayuntamiento destaca, entre otros, los 15,4 millones de euros invertidos en el mantenimiento de 90 centros educativos de la ciudad o los 9,3 millones en la construcción de 74,3 kilómetros de carriles bici.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información