Menú Buscar
Un avión de Air Berlin en pleno vuelo / CG

La Comisión Antimonopolio alemana critica a Lufthansa por la adquisición de Air Berlin

La organización avisa que ambas aerolíneas son "competencia directa" en muchas rutas

4 min

La Comisión Antimonopolio alemana ve con ojos críticos la adquisición parcial por parte de Lufthansa de la aerolínea Air Berlin, que el martes se declaró insolvente. Subraya que de llevarse a cabo la operación, deberá atenerse a "condiciones estrictas".

"Air Berlin y Lufhansa son competencia directa en muchas rutas", recordó Achim Wambach, jefe de la Comisión Antimonopolio alemana. Advirtió que "para una aprobación de la fusión, Lufthansa debería contar con condiciones y obligaciones estrictas". Entre estas condiciones, Wambach aludió a la renuncia de gran parte de los derechos de despegue y aterrizaje de Air Berlin.

Crédito "incompatible"

Por otra parte, el jefe de la Comisión Antimonopolio advirtió de que el crédito de transición 150 millones de euros que el Gobierno alemán concederá a Air Berlin para que pueda seguir operando por unos tres meses, podría ser "incompatible" con las normas de ayudas estatales.

En tanto, el ministro de Transporte, Alexander Dobrindt, comentó en declaraciones al diario Bild que no existen dudas acerca de que la adquisición parcial de Air Berlin por parte de su competidora directa, Lufthansa. Al mismo tiempo, subrayó que la liquidación de la aerolínea quebrada supone una buena oportunidad para el sector de la aviación en Alemania.

Según Dobrindt, es el momento de "aprovechar la oportunidad" para reubicar "de manera estratégica" los 140 aparatos, las capacidades y a los empleados de Air Berlin "con el fin de fortalecer la industria alemana de la aviación en el mercado internacional".

Oferta de otras compañías

En tanto, la propia Air Berlin informó en declaraciones al diario Frankfurter Allgemeine Zeitung que mantiene conversaciones desde hace semanas con varias compañías interesadas, de las cuales no quiso dar el nombre, aunque se habla de Easyjet y Condor, la filial de Thomas Cook. El presidente de Air Berlin, Thomas Winkelmann, indicó que "todas ellas son suficientemente grandes en cuanto a su volumen como para ofrecer un futuro seguro a Air Berlin".

Según Winkelmann, estas empresas, que cotizan en bolsa, tienen además el interés de seguir operando desde Alemania.

Por otra parte, se mostró confiado de poder salvar muchos de los alrededor de 8.600 empleos. "A pesar de la insolvencia, creo poder alcanzar mi objetivo y salvar gran parte de los empleos. Lo lograremos", dijo en declaraciones al semanario Die Zeit.

En tanto, el semanario Focus adelanta este jueves que el gobierno quiere que la venta parcial de Air Berlin concluya en entre cuatro y ocho semanas.

Tras conocerse la noticia de la insolvencia de Air Berlin, la primera aerolínea en contestar a la oferta de Lufthansa fue Ryanair, que llevó ante la Comisión Europea el rescate de la compañía alemana.

Destacadas en Business