Menú Buscar
Elisenda Paluzie (c), presidenta de la ANC en una imagen de archivo junto al portavoz de Òmnium Cultural, Marcel Mauri (d), y el presidente de la Generalitat, Quim Torra (i) / EFE

La ANC irrumpe en las elecciones a las cámaras de comercio catalanas

Los independentistas ponen en marcha una campaña para que el debate político catalán se sitúe en el centro de las organizaciones, cuyos comicios se celebrarán en abril

13.12.2018 00:00 h.
7 min

El procés se ha colado en la preparación de las elecciones a las 13 cámaras de comercio catalanas. Por ahora, con el objetivo de movilizar el máximo número de electores posibles. Así lo explican los representantes de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) que participan en una campaña informativa que se dirige a movilizar a electores potenciales, según fuentes próximas a la entidad. Hecho que ha provocado revuelo entre los empresarios catalanes.

Los comicios camerales se esperan desde hace años. Han pasado ocho desde que se celebraron las anteriores, tiempo en que las organizaciones de dinamización económica local se han adaptado al nuevo rol que les marcaba la desaparición de las cuotas obligatorias. Pero las cúpulas se han mantenido porque los distintos gobiernos de la Generalitat no consiguieron aunar el consenso necesario para lanzar la renovación hasta este verano.

Críticas al voto electrónico

La actual consejera de Empresa y Conocimiento, Àngels Chacón (PDeCAT), tampoco ha conseguido precisamente el apoyo cameral a su proyecto. Persisten las críticas por la insistencia de incluir un sistema de votación electrónica que sustituirá el tradicional presencial y por correo. Los electores dudan de la veracidad de los electores --se apunta a que es muy fácil tomar prestado un CIF sin que ni siquiera se entere la cúpula de la compañía-- y de las posibles injerencias externas.

La consejera de Empresa y Conocimiento, Àngels Chacón, encargada de regular el proceso electoral de las 13 cámaras de comercio catalanas / EFE

La consejera de Empresa y Conocimiento, Àngels Chacón, encargada de regular el proceso electoral de las 13 cámaras de comercio catalanas / EFE

En este contexto, la suspicacia ha incrementado con la oleada de llamadas informativas promovida desde la ANC. El independentismo hace tiempo que intenta ganar poder en las instituciones empresariales catalanas y las cámaras de comercio no serán una excepción. Cuando aún ni siquiera se ha publicado el decreto electoral, el documento que marcará un calendario en firme, ya existen cuatro candidaturas que pujan por la institución más importante en peso y representación, la Cámara de Comercio de Barcelona.

Cuatro candidatos en Barcelona

Ramon Masià y José María Torres hace meses que se lanzaron a la piscina, aunque sus apoyos no están claros. El banquero Carlos Tusquets anunció a finales de julio que quiere dar un impulso a la organización, mientras que Enric Crous presentó su candidatura a finales de noviembre.

La patronal nacionalista FemCat ha animado al consejero delegado de Cacaolat, aunque de forma pública intenta desmarcarse del independentismo para evitar que se le reconozca como el candidato de este sector. Se ha limitado a dejar claro que ve con buenos ojos el sistema de la Generalitat.

Cámaras por la república

Ante esta disputa, la irrupción de la ANC no se valora de forma precisamente positiva. Se especula desde hace meses con el proyecto de Cámaras por la república, el de copar cuotas de poder para conseguir prescriptores reconocidos a nivel internacional y con un nivel económico, empresarial y social que dieran alas a las tesis secesionistas.

La tan aclamada internacionalización del procés pasaría en este extremo a estar financiado por los empresarios en lugar de realizarse a través de las embajadas catalanas, perseguidas por el Ministerio de Exteriores. Además, se plantea que el voto electrónico en las 13 cámaras catalanas se usará como una prueba de la Generalitat para promover otro referéndum. Una consulta sin la logística que requieren las urnas, ya que los catalanes podrían participar desde el sofá de su casa.

Búsqueda de un auditor

Por ahora, el software que se usará en las elecciones camerales aún no se ha diseñado. Chacón ordenó en su decreto del verano que fuera el Consejo General de Cámaras de Comercio, la institución que agrupa los intereses de los 13 representantes, el que se encargara de esta parte de los comicios. Tiene listo un concurso público para licitar el proceso que aún no se ha abierto.

Sí que se ha abierto la licitación para buscar a la empresa que auditará todo el proceso electoral. La consejería de Empresa y Conocimiento publicó el 28 de noviembre que ofrece 68.000 euros sin IVA (82.280 euros con IVA) a la compañía que se encargue de este servicio. Los interesados en presentar ofertas tienen de tiempo hasta este viernes. Se espera que se movilicen los principales nombres del sector. PwC ha sido la primera en dejar claras sus intenciones.

Quién paga el ‘software’

El Consejo aún esperará algunos días para hacer lo propio. Aún se debe cerrar cómo se financiará el encargo de desarrollar todo el ecosistema digital para que se pueda hacer la votación desde casa o en los edificios habilitados como colegio electoral.

Se espera que esta cuestión se resuelva con la publicación del decreto de convocatoria que Chacón ha prometido que estará listo antes de que termine el año. Se espera que se publique en las primeras semanas de enero de 2019 y que la fecha de los comicios se sitúe entre abril o mayo. Se incumpliría el calendario previsto por el Ministerio, que da de tiempo hasta el 31 de marzo, pero nadie contempla que se vayan a frenar por este motivo.

El principal obstáculo para los comicios en las 13 cámaras de comercio catalanas es la impugnación del proceso que ha promovido un elector. Su recurso se dirige contra el voto electrónico y pide al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que congele el proceso como medidas cautelares. Queda pendiente la respuesta de los magistrados.