Menú Buscar
Viviendas en venta en una urbanización en Madrid.

¿Alquilar o comprar? Don Piso da las claves del mercado inmobiliario en 2016

La compañía anuncia la consolidación del sector y explica la situación en todos los escenarios

Redacción
2 min

El mercado inmobiliario muestra signos de consolidación en España. Los precios suben ligeramente y se estabilizan. El crecimiento de la demanda en 2016 será un 15% en relación al anterior año por la recuperación económica. Los especialistas consideran que es un momento “excepcional” para invertir en viviendas. La inmobiliaria Don Piso da las claves para saber si conviene comprar o alquilar en los próximos meses, teniendo en cuenta que las casas en régimen de propiedad y uso en España representan el 79% (67,7% en la Eurozona).

Los datos para los ciudadanos dispuestos a comprar son positivos. Es el mejor momento para adquirir un inmueble con hipoteca variable por los bajos tipos de interés. El Banco Central Europeo ha rebajado el tipo general hasta el 0,0%, hecho que mantendrá el euríbor (el índice de referencia del 90% de las hipotecas variables) en mínimos durante algunos años.

Esta reducción repercutirá directamente en las hipotecas fijas, que para competir ofrecerán créditos a 15, 20 o 30 años a poco más del 2%.

La rentabilidad del alquiler

La empresa dibuja también el panorama de las inversiones en inmuebles para ponerlos en alquiler. La rentabilidad en estos casos ha crecido hasta el 5,7% desde el 5,3% de 2015 por el fortalecimiento de la demanda de arrendamientos.

Lleida es, en este sentido, la capital de provincia más rentable (8%), seguida de Palma de Mallorca (6,5%), Las Palmas de Gran Canaria (6,2%), Huelva (6,1), y Alicante y Málaga (5,9%). Barcelona registra un 5,2%, algo por debajo del 5,5% de Madrid.

Precios al alza

Otro dato que aporta Don Piso es la previsión del incremento de los precios medios en los próximos meses cercano al 3% anual, que podría alcanzar el 5% en localizaciones premium (grandes ciudades o pueblos costeros).

La ausencia de alternativas de inversión y de inflación, además, sugieren que el gasto en vivienda puede proporcionar una rentabilidad bruta del 4%.